Cerca de un millón de civiles está en peligro en el oeste de Mosul, según ONU



Naciones Unidas advirtió hoy de que hasta 800.000 civiles podrían estar en "riesgo extremo" en Irak ante el inminente comienzo de las operaciones militares para expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de los barrios del oeste de Mosul.

"La situación es angustiosa. La gente, ahora mismo, está en aprietos. Estamos escuchando informes de padres que están luchando para alimentar a sus hijos o para calentar sus casas", dijo la coordinadora humanitaria de Naciones Unidas en Irak, Lise Grande, en un comunicado.

Según la responsable "la batalla todavía no ha comenzado, pero ya hay una crisis humanitaria".

La ONU asegura que "la comida y el combustible están disminuyendo, los mercados y las tiendas han cerrado, el agua corriente escasea y la electricidad en muchos barrios es intermitente o está cortada".

Naciones Unidas considera que entre 750.000 y 800.000 civiles residen en los barrios occidentales de Mosul, todavía controlados por el EI, después de que el pasado enero las fuerzas de seguridad iraquíes se hicieran con el control de los distritos del este de la ciudad.

La ONU también advirtió hoy del peligro del bloqueo impuesto por la coalición internacional a Mosul, donde según dijo, "muy pocos o ningún suministro comercial ha entrado en Mosul en los últimos tres meses tras el corte de la principal carretera en dirección a Siria", donde el EI controla también amplias zonas de territorio.

De acuerdo con los informes recogidos por la ONU, la mitad de las tiendas han cerrado, las panaderías se han quedado si combustible y muchas no pueden seguir trabajando debido al encarecimiento de la harina.

Además, el gas para cocinar o el queroseno han alcanzado precios desorbitados, por lo que muchas familias han empezado a quemar madera, muebles, plástico o basura para cocinar y calentarse, asegura la nota.

"Tres de cada cinco personas emplean agua de pozos sin tratar para cocinar y beber, después de que los sistemas de agua y las plantas de tratamiento hayan sido dañadas por los combates o se hayan quedado si cloro", aseguró el representante de Unicef en Irak, Peter Hawkins.

Las agencias humanitarias están preparando ayuda y espacio para entre 250.000 y 400.000 civiles que calculan podrían huir de la urbe en cuanto empiecen los combates, según la ONU.

"No sabemos qué ocurrirá durante la campaña militar, pero debemos estar preparados para todos los escenarios posibles. Decenas de miles de personas podrían salir o ser forzados a salir de la ciudad y cientos de miles podrían quedarse atrapados durante semanas o meses", concluyó Grande.

Las tropas iraquíes han asegurado en los últimos días que han concluido todos los preparativos para comenzar la tercera fase de la conquista de Mosul, cuyo objetivo es liberar completamente la ciudad, considerada la capital del EI en Irak.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.