Macri: "Nada contribuyó a conocer la corrupción como Odebrecht, hay que hacerle un monumento"

El presidente argentino habló con el premio Nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, del escándalo que salpica al titular de la AFI, Gustavo Arribas.



El presidente argentino, Mauricio Macri, y el escritor peruano y Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, coincidieron hoy en apuntar a la "corrupción gigantesca" resultante de "políticas populistas", como el principal obstáculo del proceso democratizador de las últimas décadas en América Latina.

El enemigo de la democracia en América Latina ya no son "los golpes militares" y las "revoluciones mesiánicas de antaño", según Marcri y Llosa, que mantuvieron hoy un encuentro en la Casa de América de Madrid, en el que dialogaron sobre democracia y futuro.

A juicio del mandatario argentino, que está en España con motivo de una visita de Estado, lo más grave de los Gobiernos populistas no es el "robo" sino la falta de capacidad de gestión: "Para robarse dos, dilapidan diez".

Ambos se refirieron a la situación que atraviesa Venezuela, un país que a juicio del escritor peruano debería tener el nivel de Suecia y en cambio se encuentra en una situación "crítica" y "huérfano" de apoyo del resto de democracias de América Latina, mientras que Macri describió al país caribeño como "quebrado".

Uno de los objetivos del mandatario argentino es estrechar los lazos entre Mercosur y la Alianza de Pacífico, dos organismos muy "diferentes", pero que pueden ayudar a combatir la nueva ola de proteccionismo de la Administración de Donald Trump.

Frente a la visión de Vargas Llosa, que consideró que la política del nuevo presidente de Estados Unidos podría ayudar a resucitar el sentimiento antinorteamericano en la región, Macri apostó por las nuevas tecnología, que su juicio, se revelará como un buen antídoto contra los "liderazgos mesiánicos".

"Lo que hoy nos recorre (...) es el miedo frente a la incertidumbre de un mundo en cambio", indicó Macri, quien aseguró que Argentina también apostó "aislarse" y no le funcionó.

Llosa y Macri se refirieron también a la situación política que atraviesa Brasil, un proceso que según el escritor peruano ha sido difamado por la "extrema izquierda", cuando lo que ha sucedido es un "movimiento" contra la corrupción que va a ayudar a dar "movimiento" al país.

Un extremo en el que coincidió el presidente argentino, que cree que la actual situación política del país es una consecuencia del "fortalecimiento de las instituciones, especialmente la justicia".

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.