UCL: Real Madrid venció a Napoli y logró la clasificación a cuartos

Con gol de Mertens, los napolitanos se imponían por la mínima, pero Sergio Ramos, en dos oportunidades y Morata dieron vuelta el marcador


UEFA CHAMPIONS LEAGUE - OCTAVOS DE FINAL
Napoli
1
Real Madrid
3

El Real Madrid avanzó a cuartos de final de la Champions League gracias a la victoria por 1-3 sobre el Nápoles en la que Sergio Ramos volvió a ser el gran protagonista.

Cuando más oscura pintaba la noche para el equipo merengue y se presagiaba un naufragio, el capitán blanco sacó el carácter para desentumir al equipo merengue con un doblete que apagó lo que parecía la reacción del conjunto napolitano, que terminó perdiendo 6-2 en el global ante el todavía campeón del torneo.

Durante una hora entera, Nápoles tuvo al Madrid a su merced y si no acabó dando un disgusto al gigante español fue por su falta de contundencia frente a Keylor Navas.



El cuadro merengue había comenzado con mucha seguridad, presionando bien, moviéndose en bloque. Pero le duró lo que tardó el Nápoles en filtrar su primer balón largo. De suerte Pepe era el único de los diez hombres de campo bien parado y estaba donde debía para cerrarle el paso al atacante del cuadro napolitano, pues en la media no había quien les frenara. Casemiro estaba demasiado ocupado atrás. Luka Modric y Toni Kroos, perdidos adelante.

Nápoles tenía entre las cejas ese sueño de clasificar a cuartos de final del torneo europeo por primera vez en su historia. Los locales sólo necesitaban un 2-0 para lograrlo, arropados por una grada que no dejó de animarlos y hacer ver sus suerte a los merengues.

Los italianos encontraron muy pronto su camino a la portería de Keylor - que era un manojo de nervios - y de una manera muy simple. Con balones largos entre líneas desde la media, velocidad y precisión al pase corto entre Mertens, Hamsik e Insigne.

La misma jugada repetida ante el creciente nerviosismo del tico hasta que Mertens se salió con la suya.

A los 24 minutos, Marek Hamsik repetía por enésima vez un pase peligroso a Mertens, que se internó en el área quitándose a Pepe para batir al tico con un disparo cruzado. San Paolo enloqueció. Nápoles, que estaba a un tanto de la gloria, redobló esfuerzos buscando el segundo.

El Real Madrid, lejos de cerrar huecos, se desordenó más y su defensa pasó de frágil a infame, lo que facilitó la misión a los de Sarri, que le montaron un asedio asfixiante a Keylor. Era, al final del día, el partido de sus vidas.

Pero, irremediablemente, es en esos momentos en los que pesa la experiencia y la suerte de los campeones. Hasta tres veces estuvieron muy cerca de poner el 2-0 antes del descanso sin que el Real Madrid tuviera mucho que decir.

Dos disparos de Hamisk y Mertens, uno ligeramente desviado y otro que se estrelló en la base del poste. Koulibaly también lo tuvo en un tiro de esquina pésimamente defendido por los de Zidane, pero mandó el balón al cielo.

Pasará mucho tiempo antes de que dejen de lamentar esas oportunidades desperdiciadas, pues apenas volver del descanso, el Real Madrid de las "mil caras", decidió resolver el problema.

Dos cobros certeros de Toni Kroos de tiro de esquina que buscaron la cabeza del defensa más goleador en la historia del Real Madrid. Dos testarazos, el primero limpio para el 1-1 y, cinco minutos después, el que sentenció, desviado por Mertens, que en un intento por salvar la situación marcó en propia puerta para el 1-2.

Había dicho Hamsik en la víspera que a sus aficionados se les escucharía desde Turín. Y durante una hora cumplieron; San Paolo era una olla de presión. Pero lo que se escuchó metafóricamente en el norte fue el momento en que a Nápoles se le rompió el corazón.

El segundo tanto enmudeció a las gradas y acabó con las esperanzas de los hombres de azul, que de tener el partido bajo su completo control, tuvieron que pasar la última media hora remando contracorriente hasta que llegó el naufragio total. Morata, en el último minuto, puso el 1-3 en el marcador para dar la clasificación, más que holgada, al Real Madrid.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.