#IndioEnOlavarria: Fiscal dice que se vendieron entradas "sin límite"



La fiscal argentina Susana Alonso, que investiga lo ocurrido en el concierto del cantante Indio Solari en el que hoy fallecieron dos personas aseguró hoy que se vendieron entradas "sin límite" y que había más de 300.000 asistentes, cuando la capacidad del recinto era de 200.000.

"Hubo personas que se salieron después de la primera canción porque no se podía estar, porque había demasiada gente (...), hubo venta de entradas sin límite y también gente que entró sin ella", afirmó Alonso, en declaraciones al canal de televisión Todo Noticias.

La situación se desbordó esta madrugada en la localidad de Olavarría, 360 kilómetros al noreste de Buenos Aires, durante en el concierto del popular cantante argentino Carlos Alberto "Indio" Solari por el lanzamiento de bombas de estruendo y pirotecnia.

Debido al descontrol generado entre un público que superaba el aforo del lugar, se produjeron avalanchas que provocaron la muerte de dos hombres y decenas de heridos.

Según Alonso, en un primer momento se pensaba que la cifra de fallecidos había sido superior, ya que se vivieron instantes de "mucha confusión" entre los asistentes.

Asimismo apuntó que una de las causas de lo ocurrido fue el exceso de aforo, ya que, según dijo, había "algo más" de 300.000 personas, pese a que en el descampado donde se celebró el espectáculo tenía capacidad para 200.000.

"Ha sido una noche muy angustiosa para todos con un final lamentable con dos fallecidos", declaró antes de afirmar que también hay una mujer hospitalizada en estado de gravedad "con una sobredosis de distintas sustancias".

La fiscal dijo que las autoridades judiciales y la policía científica investigan sobre el terreno y reveló que ya tomaron declaración a la productora de Solari y les notificaron que se han iniciado acciones penales para averiguar los motivos de lo sucedido.

"Toda la seguridad de adentro la manejaban ellos" y, por tanto, a su juicio, fueron los responsables de la entrada de gente sin límite, con y sin entrada.

Alonso confesó que antes de que tuviera lugar el concierto ya estaba "muy preocupada" por la capacidad del lugar en el que se iba a celebrar.

El propio cantante -que, junto Skay Beilinson, lideró la banda de rock "Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota"- se vio obligado a llamar la atención desde el escenario, a los 30 minutos de iniciado el show, debido el desconcierto que se vislumbraba desde su posición y que le llevó a interrumpir su actuación en varias ocasiones.

La organización del evento, en la que participaron numerosos efectivos de seguridad privada, corrió a cargo del municipio de Olavarría y la productora.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.