La querella pide 15 años de cárcel para el hijo de Eduardo Aliverti

"Sabía que manejaba alcoholizado y podía matar a una persona", dijo el abogado de la esposa de la víctima



La querella del juicio contra Pablo García, hijo del periodista Eduardo Aliverti, pidió hoy la pena de 15 años de prisión para el joven por haber atropellado y matado al vigilador privado Reinaldo Rodas, al que llevó incrustrado en el parabrisas del auto durante 17 kilómetros por la Panamericana.

En tanto, la fiscal del Tribunal Oral N° 6 de San Isidro, María Inés Domínguez, pidió hoy 4 años de prisión por el delito de homicidio culposo.

Rubén Fernández, el abogado que representa a una parte de la querella, consideró en su alegato que "fue un hecho criminoso" y responsabilizó a García por tener "una conducta de indiferencia del resultado de su acción" y considerar que "tuvo claras intenciones de quitarle la vida a Reinaldo Rodas".

Este jueves por la tarde, tras un cuarto intermedio, la familia de la víctima que participa del juicio que comenzó el pasado lunes, se manifestó en la puerta de los tribunales de San Isidro.

"Este hombre nunca estuvo detenido, a pesar de las pericias que se le hicieron y dieron que tenía alcohol. No puedo creer lo cobarde que es. No puedo creer que hayan pasado cuatro años y no tenemos paz", expresó ante la prensa Corina, sobrina de la víctima.

"Tiene que ser condenado, por lo menos 15 años, no menos. Necesitamos justicia por Reinaldo Rodas. Esto le puede haber pasado a cualquiera, lo que está mal es que este chico no lo quiso ayudar", agregó la mujer.

El juicio comenzó el último lunes en el Tribunal Oral N°6 integrado por los jueces Emilio Elías Romualdi, Roberto Alejandro De Cilis, y Walter Rubén Quadrantiy.

El hecho tuvo lugar el 16 de febrero de 2013, cuando el hijo del periodista volvía en su vehículo de una fiesta, estaba alcoholizado, según lo determinó la pericia y atropelló a Rodas llevándolo durante 17 kilómetros incrustado en el parabrisas.

El vigilador iba en una bicicleta rumbo a su trabajo en el country Mapuche cuando fue atropellado en el kilómetro 52,500 de la Panamericana desde atrás por el Peugeot 504 que manejaba García.

Tras el accidente, los estudios de alcoholemia arrojaron que García conducía con 1,45 gramos de alcohol en sangre, casi el triple del nivel máximo permitido.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.