Limpiaba la pileta, cedió el piso y cayó en un pozo gigante



Una mujer de 52 años resultó herida al caer en un pozo de aproximadamente diez metros de profundidad que se abrió en el patio de su casa cuando desarmaba una pileta de lona en el partido bonaerense de San Isidro.

El hecho ocurrió en el Pasaje Garibotti, entre Guayaquil y Piedrabuena, en el límite entre las localidades de Boulogne Sur Mer y Villa Adelina.

"Es la tercera casa que se hunde en la misma manzana. En 1991 se hizo un pozo enorme en una casa y unos años después desapareció otra por completo", afirmó un vecino en declaraciones televisivas.



Cuando caía la tarde del domingo, la mujer desarmó la pileta de lona con la que había contrarrestado la alta temperatura de ese día, pero mientras tendía la ropa sucedió lo inesperado.

Con un fuerte estruendo se abrió el piso en el fondo de su casa y cayó por un pozo de unos diez metros, al fondo con agua, por lo que sufrió varios golpes y un fragmento de mampostería le provocó un corte en la cabeza.

Sus familiares intentaron auxiliarla con mangueras y escaleras extensibles, pero nada era suficiente.

Al escuchar los gritos, los vecinos se acercaron a la medianera y con sogas la mantuvieron a flote.

Finalmente, los bomberos lograron sacarla del pozo. A raíz de las lesiones que sufrió, fue hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos de la clínica Santa María, donde en las próximas horas será dada de alta.

"El domingo por la tarde recibimos un llamado de incendio y cuando asistimos encontramos a una mujer en un pozo de al menos 10 metros de profundidad. Elaboramos un sistema de cuerdas y se realizó un rescate manual", informó a una fuente de Bomberos Voluntarios de San Isidro, que indicó que la mujer fue trasladada a una clínica, donde fue internada.

El director de la clínica, Osvaldo Tursi, informó esta tarde que la mujer presenta "muy buena evolución, está con muy buen estado de ánimo, lúcida, y se moviliza por sus propios medios".

"Sufrió politraumatismos y algunos cortes, pero está bien. Tuvo un golpe muy fuerte en la cabeza y hubo que darle varios puntos de sutura, pero no perdió el conocimiento en ningún momento", indicó.

Los familiares denunciaron que por el fin de semana largo nadie de la Municipalidad de San Isidro se acercó para ver qué había pasado.

Consultado por la prensa, el secretario de Obras Públicas de San Isidro, Bernardo Landívar, explicó que el domingo, ni bien recibieron la denuncia, tanto Defensa Civil y Bomberos se presentaron en el lugar.

En las últimas horas una cuadrilla de la subdirección de Obras Viales se dirigió al lugar, tomó fotos y elevó un informe.

Landívar explicó que ya se extrajeron de ese pozo 36 mil litros de líquido. "Estamos indagando para ver de dónde viene el agua. Una vez determinada esa procedencia, vamos a taparlo bien con cascotes y materiales".

El funcionario del gabinete de intendente Gustavo Posse explicó que de acuerdo al diámetro podría tratarse de un pozo ciego de los que se hacían antiguamente.

El barrio donde está ubicada la casa se benefició con la red cloacal y seguramente ese pozo quedó en desuso.

"Nosotros no lo vemos como un pozo común, tampoco es un pozo ciego", explicó Roberto, cuñado de Claudia.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.