Masiva movilización de docentes a la Plaza de Mayo

Exigen que el Gobierno convoque a una paritaria nacional.



Decenas de miles de docentes argentinos marchaban el miércoles por las calles de Buenos Aires en lo que promete ser una manifestación multitudinaria en reclamo de un aumento de salarios y tras varios días de huelga.

La marcha que confluirá en la Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno nacional, tiene lugar durante la cuarta jornada de paro nacional convocado por los maestros que ha afectado a varios millones de niños, sobre todo de escuelas públicas.

Los manifestantes, agrupados en diferentes sindicatos, reclaman un aumento salarial de 35% para compensar la depreciación de sus ingresos por efecto de la inflación de cerca de 40% de 2016 y exigen que la negociación sea nacional y no provincial, tal como pretende el gobierno.

Sonia Alesso, secretaria general de Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, dijo a medios de prensa que la manifestación "será la más grande de los últimos 20 años".

Sobre la negativa del ministro de Educación Esteban Bullrich de negociar los salarios a nivel nacional Alesso dijo que los educadores tienen "paciencia" y recordó que "pasaron casi dos décadas entre la histórica Marcha Blanca" de 1998 en la que los maestros demandaron la instauración de negociaciones salariales que finalmente se alcanzaron en 2005.

Distintas columnas de docentes que partieron la víspera de la Patagonia, el centro, noreste y noroeste de Argentina marchaban por una de las avenidas principales de Buenos Aires con enormes pancartas en las que se leían mensajes como "Mientras existan maestros de pie no habrá pueblo de rodillas" y consignas en defensa de la educación pública.

Entre los manifestantes, que cortaron varias calles, también había representantes del sindicato privado de profesores y docentes universitarios.

Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerense, confió que la puesta en marcha de una "mesa técnica salarial" en la provincia de Buenos Aires, la más importante del país y donde más incidieron los paros, abra una instancia de diálogo y exhortó al gobierno provincial a que "hagan una buena oferta para destrabar el conflicto".

En ese distrito los docentes rechazan la propuesta oficial de 18% de aumento en cuotas que se reajustaría en caso de que la inflación anual supere esa cifra.

Petrocini también cuestionó la presentación que hizo Macri la víspera sobre la situación de la educación en el país, a la que definió de "muy mala", en coincidencia con el paro de los docentes. El estudio reveló que los estudiantes del sector público mostraron los peores resultados en una evaluación realizada en todo el país.

"Es volver a colocar a la escuela pública versus la escuela privada, cuando no se vuelcan todos los recursos en la escuela pública para que sea la mejor opción", apuntó la gremialista a radio La Red.

Los docentes sostienen que desactivar la negociación de salarios a nivel nacional atenta contra la ley e impide un acuerdo sobre el salario que servía de piso para las discusiones en cada una de las provincias.

El gobierno pretende fijar un límite a los reclamos salariales de ese y otros sectores y sostiene que los gremialistas tienen motivaciones políticas en un año en el que se celebran elecciones legislativas.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.