Mauricio Macri dijo que "Baradel no necesita que nadie lo cuide"

Además, explicó por qué pegó ayer el faltazo a la Quinta de Olivos.



El presidente Mauricio Macri señaló hoy que en materia de educación se debe "pensar en el futuro" y apuntó a los docentes bonaerenses, al señalar que el jefe del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, "no necesita a nadie que lo cuide".

"No creo que Baradel necesite a nadie que lo cuide", enfatizó Macri al responder a los abucheos de la oposición, que cuestionaron su discurso en el momento en que llamaba a "cuidar a los docentes" después de que el dirigente sindical fuera amenazado de muerte.



La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) lanzó recientemente un paro de 48 horas para los días 6 y 7 de marzo en todo el país en reclamo de la convocatoria a la paritaria nacional que este año el Gobierno decidió eliminar.

Como jefe sindical de Suteba, Baradel es uno de los líderes de la disputa salarial contra la administración de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires y además forma parte de la conducción de CTERA.

El Presidente llamó a "inspirarse" en los chicos porque es el futuro de ellos el que está en juego y agregó que "hay que revolucionar la educación" para permitir que los estudiantes no abandonen, dado que la mitad de los chicos actualmente no terminan el secundario.

En pocos días más, dijo Macri, el Gobierno lanzará el programa "Asistiré" para detener la deserción e ir a buscar a aquellos estudiantes que ya abandonaron la escuela, dado que "nazcan donde nazcan todos los chicos tienen que tener las mismas oportunidades".

En medio del conflicto salarial, el jefe de Estado dijo que los docentes "tienen un papel clave" y se necesitan trabajadores formados, motivados y reconocidos para que puedan "realizarse en sus vocaciones y tener un salario digno".

Llamó en ese sentido el mandatario a apoyar a los docentes en sus tareas, principalmente cuando son víctimas de agresiones como los casos de las maestras Mónica y Raquel, que fueron atacadas se opusieron a que una alumna pasara de año en Rosario de la Frontera, Salta, fueron agredidas por la madre.

"O María Marta que por querer tomar un examen fue amenazada con una bala (en La Plata)", dijo el presidente cuando desde la oposición le gritaron que el sindicalista Baradel también había sido amenazado de muerte.

La respuesta del jefe de Estado fue contundente: "No creo que Baradel necesite que nadie lo cuide".

El jefe de Estado pidió al Congreso que sancione una ley que agrave las penas para aquellos que agreden a los docentes y, como para "mejorar hay que medir", solicitó que sea tratado el proyecto de creación del Instituto de Evaluación de la Calidad Educativa.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.