EN VIVO
DIPUTADOS TRATA LA REFORMA PREVISIONAL: INCIDENTES Y TENSIÓN AFUERA DEL CONGRESO


Portabilidad numérica: será más rápida, sin límites y se ampliará a líneas fijas

El trámite para cambiar de operador de celular sin perder el número se hará en la Web. Arrancaría en cuarto meses.



La posibilidad de cambiar de operador de telefonía móvil sin perder el número ahora deberá realizarse en un plazo no mayor a un día. Así lo estableció el Ministerio de Comunicaciones a través de la resolución 170 publicada este viernes en el Boletín Oficial en el que también especificó que esto deberá estar operativo en los primeros días de julio.

Hasta ahora, ese trámite tiene un plazo de hasta cinco días para concretarse, aunque de manera efectiva demora entre 48 y 72 horas, siendo la Argentina uno de los países de la región donde más tardaba concretar esta tarea. En gran parte de América latina poder cambiar de operador es un trámite que lleva sólo algunas horas o un día como máximo.

En el artículo 3 la regulación establece que "el proceso de portabilidad numérica no podrá ser mayor a un día hábil contado a partir de la recepción de la solicitud por el administrador de la base de datos". Y agrega que la autoridad regulatoria podrá reducir aún más ese plazo una vez que se adquiera práctica sobre la nueva disposición.

Esta es una de las tareas que se había propuesto concretar el Ministerio de Comunicaciones (MinCom) el año pasado, a meses de haber iniciado su actividad. En aquel entonces se consideraba que poder reducir plazos, en este caso para la portabilidad numérica, era un factor de competencia adicional que motivaría a las operadoras de telefonía móvil a mejorar la calidad de sus servicios: ya fuese para recibir a clientes de otras compañías o para prevenir su deserción.

A través de esta resolución se modificaron resoluciones anteriores donde se fijaban tiempos mínimos de permanencia y cantidad limitada de veces en el año para cambiar de operador sin perder el número. Y se estableció que "el usuario titular podrá portar su número cuantas veces quiera según sus necesidades y conveniencia. No se podrán establecer plazos mínimos de permanencia con el Prestador Receptor mayores a 30 días contados a partir de que el número está efectivamente portado".

En otras palabras, si una persona decide cambiar de compañía de telefonía celular y, al cabo de un mes, no está conforme con ese servicio, podrá volver a solicitar el cambio. Y eso podrá repetirlo todas las veces que quiera.

Claro que, para evitar comportamientos irregulares de parte de los usuarios, en el texto también se determinó que el derecho del usuario de pedir la portabilidad no lo exime de pagar sus deudas, expresado como "obligaciones contractuales".

El nuevo proceso de portabilidad numérica deberá estar en marcha a los 120 días corridos desde la publicación de la resolución en el Boletín Oficial. De modo que en los primeros días de julio debería estar efectivo plenamente.

En Canadá, la portabilidad numérica demanda de 10 a 20 minutos, mientras en Estados Unidos el trámite demora sólo dos horas. En México, Perú, Chile y Panamá, 24 horas, en Costa Rica el trámite se concreta en dos días, y en Colombia y Brasil en tres días.

Si bien el lapso de cinco días que rige para la Argentina es el máximo (aunque con chance de que se extienda en caso de que surja algún inconveniente), el estándar local está alejado del que se obtiene en la mayoría de los países de la región.

Finalmente, el texto pide a la Secretaría de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que junto con el Ente Nacional de las Comunicaciones (Enacom), elaboren un proyecto para impulsar la portabilidad numérica también en la telefonía fija. Es decir, la posibilidad de cambiar entre Telefónica y Telecom, u otro operador de cercanía, para mantener el número del domicilio postal. Este proyecto también deberá estar listo en un plazo de 120 días.
La portabilidad numérica para telefonía fija siempre fue resistida por las grandes operadoras incumbentes. Aunque durante varios años la idea de avanzar sobre este tema estuvo rondando a diversas administraciones, nunca se avanzó.

Si bien un regulador tiene que sentar el marco para el funcionamiento del mercado, no parece ser este un momento oportuno. Más bien parece ser una decisión casi obsoleta. No sólo porque el uso de la telefonía fija es cada vez menor sino porque, además, se trabaja en la definición de un marco regulatorio, por la vía del decreto y de la redacción de un proyecto de ley, que tiene como objetivo principal impulsar la construcción de redes y servicios convergentes.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.