A Gimnasia se le escapó un partido increíble: lo ganaba y Central se lo dio vuelta con uno menos

En el Gigante de Arroyito, el “Canalla” venció 2-1 al “Lobo” con goles de Camacho y Herrera en el lapso de cuatro minutos. El local logró acceder a la zona de clasificación a la Sudamericana

PRIMERA DIVISION - FECHA 21
Rosario Central
2
Gimnasia La Plata
1

Rosario Central, con el corazón, a pesar de tener un futbolista menos, le hizo pagar esta noche a Gimnasia y Esgrima La Plata un pecado de especulación: 2-1 en el Gigante de Arroyito, por la vigésima primera fecha del campeonato de Primera División.



Brahian Alemán, al minuto del primer tiempo, convirtió el gol con que Gimnasia se impuso en el parcial.

En el segundo período, a los 14 minuto, fue expulsado el capitán centralista Marco Ruben, pero, a los 36 y a los 40, el uuuguayo Washington Camacho y Germán Herrera le dieron la victoria a los anfitriones.

Se trató del tercer triunfo consecutivo en la competencia doméstica para los dirigidos por el uruguayo Paolo Montero, que de este modo le cortaron a los Triperos una serie imbatida desde la duodécima fecha.

En la primera acción de peligro la visita se puso en ventaja. Apenas iba un minuto de juego cuando Nicolás Mazzola recibió un pelotazo largo por la derecha, le ganó la posición a José Leguizamón y habilitó a Alemán, quien, favorecido por el desorden táctico de los rosarinos, definió ante la salida de Diego Rodríguez.

Con el marcador en su favor, los dirigidos por Gustavo Alfaro esperaron bien parados y Central en forma paulatina emparejó las acciones.

A los 16 un remate de Camancho desde fuera del área grande fue tapado por Alexis Martín Arias y, a los 36, un cabezazo de Damián Musto dio en el vertical izquierdo, tras un córner de Federico Carrizo.

En el final de la etapa, a los 41, Carrizo dominó el balón con el pecho y remató, pero otra vez respondió Arias con eficacia.

A los 43 insistió Central y hubo una acción polémica, en la que la parcialidad local reclamó penal de Alemán contra Javier Pinola, pero el árbitro Fernando Echenique dejó seguir la jugada.

Antes del descanso hubo otro intento de Musto, pero de nuevo se impuso Arias, garante del éxito parcial.

En el segundo período el panorama era similar, pero todo se complicó para los auriazules porque, a los 14 minutos, fue expulsado Ruben por pisar en el pecho a Fabián Rinaudo.

A pesar de esa contigencia, Central, desordenado y sin claridad, al menos insistió, fue perseverante.

Y todo empezó a cambiar cuando Musto habilitó por izquierda a a Camacho, quien enganchó hacia adentro y definió con acierto hacia el poste más próximo para poner el 1-0.

A los 40 la fiesta fue completa para los rosarinos, porque, en un réplica, al Lobo lo sorprendieron mal parado y Herrera marcó una victoria que parecía impensada.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.