Contra la inseguridad, el Gobierno planea construir más cárceles

El proyecto incluye el cierre de viejos penales y la renovación de unidades, como parte del plan contra la inseguridad. El impacto de la "puerta giratoria".



La inseguridad parece no tener fin en la Argentina y es un tema que preocupa y atrae la atención de todos y cada uno de los argentinos.

El caso del crimen de Micaela García y el más reciente, con el secuestro y asesinato de Aracelli Fulles, volvieron a poner sobre el tapete la urticante cuestión de manera dramática y, en ese sentido, el Gobierno Nacional tarta de retomar el control con un plan cuyo eje central pasa por la reforma integral del Servicio Penitenciario Federal, que prevé la renovación de las unidades y la construcción de nuevos módulos para detenidos.

El objetivo es que para el año 2020 se duplique la capacidad para alojar presos, vale decir que de las 11 mil plazas actuales se llegue a más de 20 mil para dentro de tres años.

El programa trazado por el Ministerio de Justicia de la Nación, ha sido aprobado por la jefatura de Gabinete y es uno de los 100 principales objetivos de gestión que se ha propuesto el Gobierno de Macri para renovar completamente el servicio penitenciario y mejorar notablemente la situación de los internos en los pabellones de los distintos centros de detención. El plan, así mismo, prevé una inversión que será superior a los $ 7.500 millones.

El plan incluye el cierre de ciertas unidades, como el caso del penal de Villa Devoto, un reclamo histórico de los vecinos. Entre las nuevas unidades que se planean, están una nueva en Marcos Paz, otra en Ezeiza y una en la localidad de Junín.

En la zona Centro del país, se construirán dos nuevas cárceles federales, en La Pampa (Santa Rosa) y en Córdoba en Oliva, a unos 100 kilómetros de la capital. También en Salta y Jujuy, y en Santa Fe y en Coronda.

Se evalúa también levantar otras en Corrientes, Chaco y Mendoza.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.