El Gobierno anunció una inversión de $ 1.000 millones para prevenir inundaciones

Lo anunciaron el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, junto a los titulares de las áreas de Agroindustria y Recursos Hídricos de las provincias de Buenos Aires y Córdoba.



El Gobierno nacional se comprometió a invertir más de 1.000 millones de pesos en obras de infraestructura para evitar futuras inundaciones y "recuperar definitivamente un millón y medio de hectáreas productivas" en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, informó este miércoles el Ministerio de Agroindustria.

El anuncio fue realizado luego de una reunión que mantuvieron esta mañana el titular de la cartera de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, junto a los titulares de las áreas de Agroindustria y Recursos Hídricos de las provincias de Buenos Aires y Córdoba.

La inversión de más de 1.000 millones de pesos estará destinada a la concreción de obras que permitan prevenir inundaciones como las que afectan a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

"Es muy bueno que nos hayamos reunido con temas tan preocupantes como la emergencia hídrica. Entendemos la situación que atraviesan los afectados y desde Nación apuntamos a solucionar los problemas que los pueblos tienen hoy y a recuperar definitivamente un millón y medio de hectáreas productivas", señaló Buryaile luego de la reunión.

Esta fue la primera reunión interministerial e interjuridiccional y para este lunes el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda citó al Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana (CIRHNOP), que integran Nación más las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe, con el objetivo de definir las obras prioritarias.

En los últimos días, las fuertes precipitaciones que cayeron en diversos puntos del territorio nacional "encendieron la alarma" respecto a la cosecha de soja en la región núcleo con su epicentro en Junín, donde cayeron 230 milímetros, mientras que en el limite entre la provincia de Buenos Aires y La Pampa, las lluvias provocaron inundaciones que se sumaron a las ya existentes en la zona de General Villegas.

A principio de año también se registraron anegamientos e inundaciones en la zona central de Santa Fe y en el norte de Buenos Aires, con su epicentro en Pergamino y San Nicólas de los Arroyos, que dejaron, junto a temporales en Córdoba una pérdida estimada de 600.000 hectáreas laborables.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.