El gobierno de Alicia Kirchner denunció a los manifestantes por los incidentes

La fiscal de Estado adjunta de la Provincia, Andrea Askenazi Vera, presentó la denuncia penal por "daños, atentado contra el orden constitucional y democrático, sedición y violación de domicilio"



El gobierno de la provincia de Santa Cruz presentó una denuncia penal por "daños, atentado contra el orden constitucional y democrático, sedición y violación de domicilio" contra los manifestantes que protestaron en la noche del viernes y madrugada del sábado frente a la residencia de la gobernadora, Alicia Kirchner, arrojando piedras e intentando forzar la entrada de la vivienda.

La denuncia penal fue presentada el sábado por la fiscal de Estado adjunta de la Provincia, Andrea Askenazi Vera, según informó en hoy el diario Tiempo Sur. Además, la representante oficial sugirió que habría existido vinculación entre esos hechos y la presencia de medios de prensa nacionales que cubrían la protesta.

"Estamos aquí ante una acción coordinada por violentos, de forma premeditada, en banda y a altas horas de la noche (con presencia de móviles en vivo de medios nacionales) a fin de destituir al gobierno democrático de la provincia", argumentó el gobierno en la denuncia.

Askenazi Vera planteó que "resulta más que llamativo que los mencionados hechos de violencia, casualmente ocurren en las fechas que medios nacionales (TN, Canal 13 y América) deciden visitar nuestra ciudad, contando con móviles en vivo, a fin de mostrar los hechos detallados".

Además, el gobierno de Alicia Kirchner denunció que la protesta fue convocada "mediante redes, radios provinciales y dos medios nacionales, que comenzaron a arengar a fin que la gente se acerque a la residencia de la gobernación".

En el escrito se detalló también que en la residencia estaban "la gobernadora, Alicia Kirchner, la ex presidente Cristina Fernández, Helena Vaca Narvaja Kirchner, Margarita Zelaya, Miriam Gajardo y Mónica Kloster, éstas últimas, empleadas de la gobernación". La descripción continuó diciendo que “entre las 22.30 y 00.30 los manifestantes se volvieron más agresivos y violentos, profiriendo cánticos racistas, pidiendo la renuncia de la gobernadora, e incitando a la violencia y a la destitución del gobierno actual, mientras tiraban bolsas de basura y piedras" contra la casa.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.