Atlético Tucumán perdió 2-1 con Wilstermann en Bolivia

El “Decano” no pudo hacer pie en la altura de Cochabamba y complicó su situación: cayó 2-1 ante el Jorge Wilstermann


COPA LIBERTADORES - FASE DE GRUPOS | GRUPO 5 - FECHA 3
Wilstermann
2
Atlético Tucumán
1

Atlético Tucumán ganaba este martes su partido como visitante ante Wilsterman y se acomodaba en el Grupo 5 de la Copa Libertadores de América tras un empate y una derrota, pero el conjunto boliviano dio vuelta el partido con dos cabezazos y dejó al conjunto de Pablo Lavallén con las manos vacías.



El central Jairo Palomino, de cabeza, adelantó al conjunto tucumano a los 9 minutos del complemento, pero Wilsterman revirtió el marcador por la misma vía, a través del ingresado Gilbert Alvarez a los 17 y el colombiano Luis Carlos Cabezas a los 26.

Con este resultado, Atlético Tucumán, que empató con Palmeiras y luego perdió en su visita a Peñarol de Uruguay, permanece en la última posición de su grupo, con apenas un punto.

Wilsterman, en tanto, se convirtió en único líder, con seis unidades, al menos hasta que este miércoles se enfrenten en Brasil Palmeiras, con 4 puntos, y Peñarol, que acumula 3.

En el estadio Felix Capriles de Cochabamba, a 2.574 metros sobre el nivel del mar y en una noche con lluvia, el equipo de Pablo Lavallén atravesó un primer tiempo sin sobresaltos e incluso contó con posibilidades de abrir el marcador, objetivo que consiguió recién en el segundo tiempo.

A los 9 minutos del complemento, Palomino se elevó más que nadie en el área rival y con un excelente cabezazo batió a Raúl Olivares, arquero de Wilsterman.

Pero esa diferencia duró poco, porque 10 minutos después Alvarez, que había reemplazado a Jorge Ortiz un minuto antes de que su equipo quedase en desventaja, conectó de cabeza un centro desde la izquierda y le cambió el palo a Christian Lucchetti, para decretar el empate.

Eso no fue todo, porque otra vez un envío aéreo desde el mismo sector complicó a la defensa tucumana y fue el colombiano Cabezas quien prácticamente peinó el balón y volvió a vencer al arquero del "Decano", de floja reacción.

Lavallén intentó inyectar confianza y ambición en su equipo con el ingreso de Luis Rodríguez por el defensor Mauricio Rosales pero la movida no funcionó, y Atlético Tucumán terminó pagando un precio demasiado elevado por dos desatenciones.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.