La mamá del chico asesinado por un DT: "Si le decía que no podía ver a Fernando, se ponía a llorar”

"Cuando noté que empezó a actuar con más autoridad de la que le correspondía, acudí a la psicóloga. Y después pasó todo esto", contó la mujer.



El crimen de Felipe Romero conmovió a la sociedad uruguaya y abrió muchas interrogantes y ámbitos de discusión sobre psicopatologías, las responsabilidades institucionales, el cuidado de los niños y los vínculos entre adultos e infantes.

Hablaron muchas personas sobre esta polémica, incluyendo al presidente de la República, Tabaré Vázquez. En momentos en que se escuchan cuestionamientos y opiniones sobre el entorno familiar del niño, la madre de Felipe se refirió a la polémica, en una entrevista que concedió al diario Clarín.

"Felipe terminaba la práctica de fútbol y les decía a sus compañeros que iba a ayudar a su papá a juntar las pelotas. Mi hijo vio en Fernando (Sierra, el DT) el padre que siempre quiso tener. Cuando noté que empezó a actuar con más autoridad de la que le correspondía, acudí a la psicóloga. Y después pasó todo esto", explicó.

La mujer explicó que el vínculo entre su hijo y el técnico comenzó dos años atrás, cuando la madre de uno de los compañeros de Felipe se lo presentara. Al poco tiempo su hijo pasó a jugar en el equipo del que el homicida era técnico, y se generó una amistad entre él y la familia. El primer día en que se conocieron, el DT le habló sobre su deseo de ser padre.

Contó además que si le decía a su hijo que no podía ver a Fernando, éste se ponía a llorar. Con el tiempo, el vínculo se hizo más fuerte y el DT se llevaba a veces a Felipe de paseo (como varias visitas al Chuy, por ejemplo) o pasaba en su casa desde el viernes al domingo, algunos fines de semana.

Pese a que en principio aceptaba esta situación, en los últimos meses la madre notó que el DT comenzó a tener algunas actitudes que la incomodaban. "Comenzó a llevárselo de los lugares sin mi autorización y, además, me enteré que la intención de su mamá, que se sentía ‘abuela' de mi hijo, era que Felipe se fuera a vivir con ellos", dijo a Clarín. Así fue como estableció límites a la relación. "Le dije que era mi hijo y que yo decidía sobre él. Esa vez, Fernando se puso a llorar y me respondió que él se moría si le sacaba a Felipe", contó.

Preocupada, llevó a Felipe a una psicóloga, que le recomendó que no dejara que el técnico se viera con su hijo sin la presencia de otros adultos. "Esa tarde, mi hijo se entrenaba así que después de la práctica hablé con Fernando y le comenté que si bien iba a seguir en fútbol, por un tiempo, no iba a poder salir más con él. Me respondió que lo entendía", dijo la mujer.

La madre asegura no poder creer el presunto abuso sexual por parte del técnico, que aún no fue comprobado. "Felipe estaba feliz con Fernando, siempre pedía verlo", dijo la mamá, que consideraba al DT una buena persona.

"Felipe era único y muy querido. Y así me lo demostraron en el sepelio todos los que corearon su nombre y le dejaron flores", concluyó la mujer.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.