Argentina y China firmarán un acuerdo para la construcción de dos nuevas centrales nucleares

El convenio será suscripto durante el viaje que el presidente Mauricio Macri realizará este mes al gigante asiático, que invertirá 12.500 millones de dólares



Argentina y China firmarán el miércoles 17 de mayo, en la ciudad de Beijing, un contrato marco para la construcción de dos nuevas centrales nucleares en el país -Atucha III y la quinta central nuclear-, con una inversión prevista de U$S 12.500 millones, confirmó hoy el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano.

De cara a ese acuerdo, que será suscripto durante la próxima visita del presidente Mauricio Macri a China, "todavía faltan definir algunos detalles", puntualizó el funcionario este mediodía durante una visita a la Central Nuclear Embalse, en Córdoba, para observar las obras de modernización de la planta y el avance de los trabajos que permitirán mejorar y ampliar su vida útil por otros 30 años.

Gadano dijo que el análisis se centra en aspectos vinculados con la financiación y amortización de ambos emprendimientos.

El crédito para la realización de las obras tendrá un plazo de "20 años, con un período de gracia de 8, es decir, se empezará a pagar cuando la planta ya estuviera funcionando", aclaró el funcionario y estimó que la tasa de interés podría rondar el 4,5 por ciento anual.

"Suponemos, casi con seguridad, que la tasa de interés tendrá las condiciones ´concesionales´, es decir mejores que las existentes en el mercado", indicó Gadano.

En base a las previsiones, Atucha III -la cuarta central nuclear argentina- se construirá en la localidad bonaerense de Lima, muy cerca de Atucha II, y contará con una potencia de 745 MW.

La planta funcionará a base de uranio natural y agua pesada y probablemente, las obras comiencen a fines de este año o en 2018.

Gadano especificó que "la construcción total de ese proyecto demandará unos 7 años y costará aproximadamente U$S 6 mil millones".

En lo que respecta a la quinta central nuclear, dijo que tendrá una potencia de 1150 MW y funcionará con uranio enriquecido y agua liviana.

Sobre este proyecto, evitó dar precisiones sobre el lugar dónde será emplazado aunque aclaró que "no será en la zona de Atucha".

Con tono enigmático, Gadano deslizó que la V central se construirá "en una zona cercana a una fuente de agua fría".

El funcionario aprovechó la oportunidad para identificar los principales proyectos que propone la Subsecretaría a su cargo y, en ese contexto, mencionó el CAREM, el RA10, el propio proyecto de extensión de vida de Embalse y "la decisión de profundizar la apuesta tecnológica" en el organismo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.