Asesinaron a un docente de un balazo en la cabeza para robarle la moto en Laferrere

La víctima fue sorprendida cuando llegaba a su casa. Era profesor de Historia e Inglés. “Lo mataron como a un perro”, dijo el papá



Un docente de 29 años fue asesinado de un balazo al resistirse a que delincuentes le robaran la moto en la que llegaba a su domicilio, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere.

El crimen se produjo alrededor de las 22:00 en Encina y Piedrabuena, de esa localidad del partido de La Matanza, y tuvo como víctima a Maximiliano Taranto, quien era profesor de inglés e historia.

Taranto regresaba a su domicilio desde la facultad, donde estudiaba una licenciatura, cuando fue sorprendido por al menos dos asaltantes armados que llegaron al lugar en una segunda moto, mientras que aparentemente estaban apoyados por cómplices que circulaban en un auto Chevrolet Corsa.

El docente, al parecer, se resistió a ser asaltado y los delincuentes abrieron fuego.



El profesor recibió un disparo que atravesó el casco de moto que llevaba puesto y le impactó en el ojo izquierdo.

Mientras los delincuentes escaparon, Taranto fue llevado de urgencia al hospital local, donde ingresó ya fallecido.

En el hecho, que fue caratulado como "homicidio" y "tentativa de robo", tomó intervención en la comisaría distrital primera este de La Matanza.

Marcelo, el padre del docente asesinado, dijo que a su hijo "lo mataron como un perro" y que "no tuvo oportunidad de defenderse".

En declaraciones a la prensa, el hombre dijo que su hijo regresaba a su casa después de haber asistido a la Universidad de La Matanza, donde estudiaba para licenciado en historia.

Marcelo sostuvo que su hijo se había comprado la moto en la que circulaba cinco días atrás y que es por eso que "no había llegado a patentarla".

Por su parte, Cristian, hermano de Maximiliano, especuló que su hermano se resistió a ser asaltado "porque él era así, siempre le gustaron las cosas justas y no iba a dejar así porque sí que le robaran lo que tanto le costó" en alusión a la moto.

"No se llevaron nada, ni la plata, ni el bolso que tenía", agregó en alusión a los delincuentes.

El joven contó que su hermano vivía con sus padres y con la hermana menor, de 14 años, y que estaba de novio hacía varios años con una colega, también profesora de historia.

"Tenían muchos proyectos, los dos estaban tratando de salir adelante juntos, siempre para progresar", expresó Cristian, que lamentó que su hermano nunca haya recuperado la conciencia después de ser baleado: "No tuvo tiempo de decir ni chau", expresó con consternación.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.