Brian Fernández sobre las adicciones: "Estoy fuerte para no consumir más"

El delantero, que abandonó Racing en los últimos días para sumarse a Sarmiento de Junín, habló sobre su enfermedad



Brian Fernández pidió en un estruendoso silencio un cambio de aire. Racing lo agobiaba. Sus problemas de adicciones lo habían puesto en el centro de una escena de la que no quería ser protagonista. El viaje inesperado a Sarmiento de Junín calmó las aguas y él se sintió cómodo para hablar sobre el tema.

El delantero de 22 años brindó una entrevista en la que contó detalles de su relación con las drogas. "Es una lucha del día a día. No puedo equivocarme con ninguna sustancia más. Estoy fuerte para no consumir más", se confesó en diálogo con el Diario Olé.

Fernández recordó cuando a los 14 años probó por primera vez las drogas y aseguró que hace ya dos años que no consume más. "No sabía ni lo que hacía. Después empecé a juntarme con gente mala. Bah, no sé si gente mala. Ellos hacían lo que les parecía que estaba bien. Nadie me obligó a hacer nada", explicó, tras afirmar que no volvió a consumir desde el día del doping contra River –en mayo del 2015–.

Luego de conocerse la noticia del control positivo, apareció un segundo problema: el asedio de la prensa y los fanáticos que lo llevaron a faltar a varias prácticas por sumergirlo en un pozo depresivo: "Sinceramente, me levantaba sin ganas de ir. Y me quedaba durmiendo. Era algo depresivo, no tenía fuerzas de ir sabiendo que ni siquiera iba a poder hacer fútbol".

La gota que rebalsó el vaso se dio la semana pasada, cuando se ausentó dos días seguidos al entrenamiento de Racing y decidió pedir un traspaso. "La semana pasada mi mamá me preguntó si había vuelto a consumir. 'No, mamá, no. No quiero jugar más a la pelota, ya me tienen cansado todos diciendo que volví a consumir', le dije. Me bañé, me acosté y ella se volvió a Varela, llorando", confesó, advirtiendo que ese mismo día le realizaron un estudio en el club que dio negativo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.