#Tucumán: Investigan si una adolescente desaparecida fue entregada a una red de trata

Daiana Garnica, de 17 años, es buscada desde el sábado cuando salió de su casa a hacer las compras con un vecino que está detenido; los investigadores no descartan un caso de femicidio



Mientras sigue el misterio en torno al paradero de Daiana Garnica, la adolescente de 17 años que desapareció el sábado pasado en la localidad tucumana de Alderetes, un quinto sospechoso fue detenido en el marco de la investigación del caso.

Se trata de un hombre conocido como "Sapo", quien trabaja en el mismo horno de ladrillos que lo hace Darío Suárez, el principal sospechoso por la desaparición de la joven.

De esa manera, "Sapo", cuya identidad hasta el momento no fue difundida, se sumó a Suárez, la esposa de éste, Yanina Villarreal, y la suegra, Juana Rosa Funes, además de Mavi Castro, pariente de las víctimas.

"Sapo" y las tras mujeres están detenidas por entrar en contradicciones a la hora de declarar en torno al caso, según informaron fuentes policiales y medios locales.

En tanto, arrojaron resultado negativo las muestras obtenidas en los hornos de ladrillo donde la joven fue buscada durante dos jornadas.

Lo que se supuso en primera instancia podían ser restos óseos, terminó siendo residuos de vegetales, en tanto los rastros de sangre hallados en el lugar no tendrían origen humano y las ropas encontradas no pertenecerían a la chica buscada, por lo que los pesquisas del caso se orientaban a otras líneas.

En las últimas horas trascendió que la menor fue observada mientras ingresaba a un allegado a Suárez, por lo que no se descarta un secuestro vinculado a una red de trata.

Daiana desapareció el sábado por la tarde, después de recibir un mensaje en su casa del asentamiento Julio Abraham.

Darío Suárez, un vecino al que la menor consideraba como una especia de tío, es quien había efectuado ese llamado.

El hombre le pidió que lo acompañe a comprar "una sorpresa" para su madre, por lo que no debía avisarle.

De todas maneras, Daiana le avisó a su madre que se iba con Suárez y olvidó su celular.

La joven salió de su casa vestida con una remera blanca con letras doradas, un jean azul y zapatillas "Nike".

Como la chica no volvió a su hogar por la noche, la familia increpó a Suárez, quien dijo que no sabía nada de su paradero, y radicó la denuncia policial.

El hombre fue detenido el lunes pasado junto a las tres mujeres con la que se encontraban en su domicilio y se comprobó que había borrado de su celular los mensajes que le había mandado a la adolescente.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.