Alemania: reanudan el festival suspendido por una alarma extremista

Rock am Ring es uno de los festivales más populares y consolidados del verano alemán. Ayer había sido suspendido.



Las autoridades alemanas autorizaron hoy la reanudación del festival de música Rock am Ring luego de que fuera descartada la amenaza extremista por la que ayer fue suspendido, informaron los organizadores del evento.

"Tras registros intensivos de todo el recinto del festival, las sospechas de una situación aguda de peligro no se han confirmado", indicaron los organizadores en su cuenta de Facebook, que agregaron que la policía ha dado luz verde para reanudar los trabajos de montaje de los escenarios de cara a los conciertos programados para hoy.

El presidente de la policía de Coblenza, Wolfgang Fromm, explicó que los organismos de seguridad decidieron interrumpir el festival después de tener conocimiento en la mañana de ayer de que "al menos una persona de origen no alemán y con vínculos conocidos con redes yihadistas tenía acceso a espacios reservados del recinto", informó la agencia EFE.

El nombre real de esta y de otras personas analizadas no coincidía con los que figuraban en su acreditación al evento, lo cual, desde el punto de vista de las autoridades, "concretaba la en general predominante situación abstracta de peligro", y finalmente fue lo que los llevó a suspender el festival y realizar las pertinentes investigaciones.

En tanto, el responsable del operativo policial, Christoph Semmelrogge, precisó que las sospechas de los organismos de seguridad se centraban en dos personas del estado federado de Hesse, una de ellas, relacionada con el extremismo islamista.

En el transcurso del operativo, en el que se registraron dos viviendas en Hesse, se llevaron a cabo tres detenciones de personas relacionadas con los círculos salafistas de ese estado federado y que esta mañana fueron puestas en libertad al no confirmarse las sospechas.

Semmelrogge subrayó que los datos a disposición de la policía no eran suficientes como para no suspender el festival y que solo a lo largo de la noche se pudo descartar la existencia de una "amenaza directa".

Además, en el registro realizado por la policía en todo el recinto no se han hallado objetos sospechosos.

El organizador del festival, Marek Lieberberg, se mostró contento con la reanudación del evento a pesar de las circunstancias que llevaron a su suspensión.

El desalojo del recinto se realizó ayer sobre las 20 (las 16 de Argentina), seis horas después del inicio de las tres jornadas previstas para el festival.

Rock am Ring es uno de los festivales más populares y consolidados del verano alemán y se ha celebrado habitualmente desde 1985 en el circuito automovilístico de Nürburgring.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.