Detuvieron a Jorge Castillo, el rey de La Salada: se resistió a los tiros e hirió a un policía

Se trata de Jorge Castillo, máximo referente de la feria, quien fue apresado junto a otras 30 personas por extorsionar a puesteros



Jorge Castillo, conocido como el "Rey de La Salada", fue detenido junto a otras 30 personas tras resistirse a tiros a un megaoperativo realizado esta madrugada en el predio de la feria Punta Montogotes, del partido de Lomas de Zamora, y otros puntos del Gran Buenos Aires, en el marco de una acusación por extorsión y asociación ilícita.

Fuentes policiales informaron que Castillo fue detenido en su casa de la localidad de Luján, en lo que fue uno de los 55 allanamientos realizados, y se resistió a balazos, mientras que hirió a uno de los policías que participaba del operativo.

Entre los detenidos se encontraba un hermano de Castillo, llamado Hugo, que es dueño del paseo de compras Coty 3; Adrián Capazo Castillo, propietario del "Coty "4"; Leandro Castillo y Gladys Elcira Arrieta, dueña también del "Coty".

También fue arrestado un policía federal que en el pasado se había desempeñado como custodio del ex secretario de Seguridad, Sergio Berni.



Los policías que actuaron en los allanamientos secuestraron más de 20 armas, una picana eléctrica y 20 computadoras.

Cuando allanaron su domicilio, Castillo respondió con balazos disparados con una escopeta, lo que provocó que un uniformado resulte herido en un ojo al ser alcanzado esquirlas.

Los uniformados también desarmaron varios puesto de la gigantesca feria, donde la actividad quedó interrumpida.

A los detenidos se los acusa de se los acusa, entre otros delitos, de explotación ilegal del espacio público, cobro por seguridad, limpieza y por estacionamiento.

También fueron acusados por el trato propinado a las llamadas mecheras, mujeres que al ser sorprendida robando en puestos, eran desnudadas y golpeaban por la seguridad privada del predio en forma ilegal.



Una mujer de nacionalidad boliviana que tenía un puesto de venta de artículos como ropa interior y calzas térmicas se lamentó la pérdida de la fuente de trabajo, mientras reveló que para vender en el puesto pagaba a los organizadores de la feria unos 2.500 pesos por noche.

"Pagamos entre 800 y 1000 pesos por el puesto y la seguridad y otras cosas es aparte. Llega a 2.500 el total". señaló la mujer al canal TN.

Mientras aguardaba conocer el destino de la mercadería que guardaba en un depósito de la feria, se lamentó por el levantamiento de su puesto.

"Acá comemos y vivimos prácticamente. Estamos acostumbrados desde hace años. Ahora no sé con que le vamos a dar de comer a los chicos", señaló la mujer, quien dijo que era natural de Cochabamba y había llegado a la Argentina de muy chica, unos 20 años atrás, junto a sus padres.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.