Los Pumas pagaron caros sus errores y volvieron a caer ante Inglaterra

Fue por 35 a 25 en un estadio de Colón repleto. El sábado, contra Georgia en Jujuy, cierran la ventana de junio.



Con la reiteración de errores, en concentración y de manejos, la Selección argentina de rugby, Los Pumas, no pudo tomarse revancha y volvió a perder ante Inglaterra por 35 a 25, en un encuentro disputado en el estadio "Brigadier Estanislao López", de Colón.

El conjunto argentino marcó tres tries, mediante Joaquín Tuculet, Pablo Matera y Emiliano Boffelli, pero nuevamente -como ocurrió en el primer partido- el apertura George Ford fue determinante con sus patados al marcar dos penales, un try y tres conversiones para los ingleses.


En el partido disputado la semana pasada en San Juan los ingleses se habían impuesto por 38-34, y ahora Los Pumas terminarán la "ventana" internacional de junio enfrentando a Georgia, el próximo sábado en San Salvador de Jujuy.

Argentina e Inglaterra integran el grupo C del Mundial de Rugby Japón 2019 junto con Francia, el representante de la zona África 1 y el ganador del repechaje.

Si bien Los Pumas tuvieron una actitud ofensiva desde el inicio, Inglaterra trajo en su gira un equipo compacto y que sabe lo que pretende.

A los 5 minutos y tras una buena penetración de los fowards, los de la Rosa apoyaron el primer try bajo la "hache".

El impacto pareció no desanimarlo al conjunto dirigido por Daniel Hourcade, ya que a los 8 Tuculet se jugó en el "uno contra uno" y marcó un try muy festejado.

Luego llegó un duelo de penales entre el inglés Ford y el tucumano Nicolás Sánchez.

En ese ida y vuelta los europeos cometieron más errores y en ese momento Los Pumas lograron pasar al frente en el marcador.

Pero el cansancio se hizo notar en Los Pumas y a los 29 un nuevo penal de Ford equiparó el marcador en 13.

Si bien este equipo inglés no es todo lo titular que podría ser, dado que los mejores jugadores están tomando parte de los míticos Lions, saben jugar cada pelota y ejercieron la presión necesaria como para nunca permitirle a Los Pumas estar cómodos o en ritmo.

Cuando todo estaba muy parejo una patada de Sánchez para Bofelli fue interceptada por el fullback Mike Brown, quien tras correr 60 metros cedió a Francis para el try.

El partido estaba estancado en el marcador, cuando un error de Francis al querer meter un kick, le permitió a Matera robar el balón con el pie, se llevó la ovalada a pura patada y apoyó en el ingoal.

Sin embargo Los Pumas se confiaron demasiado y en un buen ataque de De la Fuente, el rosarino erró un pase y robó Ford, y tras una buena combinación el balón le quedó a Care, quien corrió sin obstrucción y apoyó en el ingoal.

Los Pumas se lamentaron por el try en contra, pero De la Fuente enmendó su error con una corrida espectacular para dejar en el camino a Yarde y asistir a Bofelli, quien apoyó.

El pack de fowards inglés fue impiadoso en ataque y con la efectiva patada de Ford, se adelantaron en el marcador 32-25.

Los errores en el manejo del balón le jugaron en contra a Los Pumas, y a eso se le debió sumar que Inglaterra estuvo muy preciso, en especial en la defensa y en las posiciones móviles.

A los 33 la patada de Ford le dio una luz más de ventaja a Inglaterra, con un drop excepcional, desde más de 40 metros.

Si bien el ingreso de Matías Moroni y Gonzalo Bertranou, que casi marca un try, le dieron un poco de empuje en el final a los argentinos, los ingleses mostraron una defensa férrea y se quedaron con el segundo test-match.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.