Marcelo Gallardo: "Nos indigna que se ponga en duda la integridad de los jugadores"

El director técnico de River y el médico del plantel hablaron sobre los casos positivos de doping



El entrenador de River Marcelo Gallardo se mostró hoy "conmocionado" por los casos de doping de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada, intentó "llevar calma al hincha" sobre la situación, y exteriorizó su "indignación por las barbaridades que se dijeron en las últimas 24 horas, que pusieron en duda la integridad del club".

En una extensa conferencia de prensa que compartió con el médico del plantel Pedro Hansing, Gallardo explicó que las notificaciones de Conmebol recibidas entre miércoles y jueves los tomaron "por sorpresa", y que fue la peor situación que le tocó vivir desde que asumió como DT de River.

"Quiero llevar calma al hincha, al simpatizante, al socio de River y al público en general, porque han sido 24 horas bastante difíciles, de mucha preocupación e indignación, por todas las cosas que se han dicho con mucha liviandad, lo que genera que se ponga en duda la integridad de los futbolistas y esta institución", inició su descargo ante una gran cantidad de medios de prensa.



"Es un problema porque son dos jugadores importantes para nuestra institución, son dos personas extraordinarias, por eso nos genera esta angustia y dolor, y claramente nos toma en una posición de tratar de esclarecerlo y pensar en lo que viene. Tenemos que competir y proteger la integridad de nuestros jugadores, porque para nosotros es más importante la persona que cualquier resultado deportivo", completó.

Gallardo remarcó que le dieron "un respaldo de mucha convicción en cuanto a la integridad de los futbolistas implicados y el resto de jugadores del plantel".

"Trataremos de respaldar ahora a través de acciones que lleven a una investigación exhaustiva para corroborar que hubo un error", agregó.

Esta situación, que empezó el miércoles en la previa del triunfo ante Aldosivi -donde justamente convirtió Martínez Quarta-, fue "la peor" que le tocó vivir a Gallardo en este ciclo en River.

"Es lo peor porque es ajeno a algo que uno pueda manejar. Hemos vividos cosas buenas y malas en lo deportivo, pasado por situaciones difíciles que escapan al juego mismo, y estos temas generan estupor, sorpresa, indignación, porque conocemos el proceder nuestro en estos año", sostuvo, antes de aclarar que su cuerpo técnico y médico tiene "la conciencia tranquila".

Este escándalo de dimensiones históricas movió los cimientos de River, que recibió la notificación de Martínez Quarta -ya suspendido provisionalmente por Conmebol- y del uruguayo Camilo Mayada, pero se especuló durante todo el jueves que podrían ser más casos.

La defensa de River, tanto en el comunicado brindado el jueves como en la palabra del médico Hansing en la conferencia de prensa de este viernes, fue la "contaminación" de una partida de pastillas que consumieron los jugadores del plantel profesional a partir del 10 de mayo, apróximadamente.

River solo fue notificado de los doping de Martínez Quarta (versus Emelec) y Mayada (contra Melgar), mientras que se espera la resolución sobre Sebastián Driussi y Joaquín Arzura (al control ante Independiente Medellín).

Según la explicación de Hansing, el cuerpo médico del plantel decidió darle un suplemento de cafeína y efedrina a partir de los primeros días de mayo a todo el plantel "millonario" por la seguidilla de partidos que debían afrontar.

Al parecer, el laboratorio de confianza del cuerpo médico que se encargó de la confección de las pastillas involucró dosis fuera de lo permitido de un diurético (hidroclorotiazida).

El trabajo contrarreloj de la dirigencia de River es para poder realizar el descargo, aunque el doctor Hansing adelantó que será difícil de determinar.

Es que más allá que fueron enviadas muestras de las pastillas que consumen los futbolistas al Departamento de Toxicología y Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), no quedaron vestigios de esa partida que se tomó.

"Dentro de la investigación está determinar la trazabilidad de dónde vino todo lo que nosotros estamos consumiendo, ese trabajo se está haciendo para determinar si hay alguna diferencia que haya podido generar esta situación. Todos los productos que teníamos los hemos mandado a analizar, pero los que no tenemos entra en una nebulosa que no podemos analizar", explicó Hansing, al confirmar que no quedaron pastillas de aquella partida.

River debe jugar el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores contra Guaraní de Paraguay el próximo 4 de julio, donde no contaría como mínimo con Martínez Quarta y Mayada.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.