Miles de personas marcharon contra la corrupción

La movilización, que cuenta con el respaldo de dirigentes de Cambiemos, se lleva a cabo en los tribunales de Retiro



Cientos de argentinos, convocados a través de las redes sociales, se manifestaron hoy ante los tribunales federales de Buenos Aires para pedir a la Justicia avances en las investigaciones por corrupción, algunas por las que ya están siendo procesados diversos miembros del kirchnerismo.

"Los argentinos nos movilizamos a los tribunales de Comodoro Py (calle donde están ubicados) para exigir que los jueces cumplan con su rol y que la corrupción instaurada en nuestro hermoso país no quede impune", decía en Facebook una de las convocatorias a la manifestación.

La iniciativa fue impulsada inicialmente por Marcela Campagnoli -hermana de un fiscal federal y dirigente de la oficialista Coalición Cívica ARI-; así como por el presidente del Colegio de Abogados de Buenos Aires, Guillermo Lipera, entre otros.



Aunque a la protesta no acudió ningún gran referente político, sí fue apoyada por miembros del oficialismo como la precandidata a diputada a las elecciones legislativas de octubre Elisa Carrió, conocida por ser una de las legisladoras que más denuncias ha presentado contra miembros del anterior Gobierno, liderado por Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015)

"Mi total apoyo al reclamo de justicia a la Justicia, el #20J digamos basta de impunidad", dijo por Twitter Carrió.

"Basta de impunidad, queremos justicia. El #20J todos a Comodoro Py", señaló por su parte la exministra de Salud kirchnerista Graciela Ocaña, legisladora de Confianza Pública y ahora aliada del oficialismo.

En la manifestación, que tuvo lugar al mismo tiempo que la expresidenta lanzaba oficialmente en un multitudinario acto en Sarandí (provincia de Buenos Aires) su nuevo frente político, las banderas argentinas se mezclaron con multitud de pancartas y proclamas contra ella -procesada en tres causas, dos por presunta corrupción- y su entorno.

"Destitución ya para (Alejandra) Gils Carbó", plasmaba uno de los carteles, en referencia a la procuradora general de la nación -jefa de los fiscales-, considerada afín al kirchnerismo y foco de críticas del Gobierno de Mauricio Macri, quien hasta ahora no ha conseguido que prospere la iniciativa de destituirla.

También se podía leer "Juicio y cárcel a los corruptos", "A devolver lo que robaron" y referencias al fallecido fiscal Alberto Nisman, quien fue hallado muerto en enero de 2015 -en circunstancias que todavía se investigan- poco después de denunciar a Fernández y parte de su Gobierno de presunto encubrimiento de los iraníes sospechosos de cometer un atentado contra una mutua judía de Buenos Aires que dejó 85 muertos en 1994.

En los últimos meses, mientras la ex jefa de Estado ha insistido en que se siente víctima de una persecución política, mediática y judicial, otra voces, fuera del kirchnerismo, han acusado a la Justicia de ralentizar los procesos contra ella y miembros de su Gobierno como el exministro de Planificación Federal Julio de Vido, quien fue el máximo encargado de la política de obra pública.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.