Bonafini cargó contra la CGT y los dirigentes kirchneristas que no fueron al desalojo de #Pepsico

"Estoy enojada, dolida y avergonzada", afirmó la titular de Madres de Plaza



La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, cuestionó este jueves a la militancia del kirchnerismo tras la represión a trabajadores despedidos de Pepsico e interpretar que "las PASO los están preocupando, pero resulta que se olvidaron que hay pobres y que iba a haber conflictos", mientras que pidió "perdón por los que no fueron".

En la tradicional ronda de los jueves en la Plaza de Mayo, la referente de Derechos Humanos recibió a organizaciones de izquierda y del kirchnerismo que marcharon en repudio al desalojo de esta mañana en la planta de Vicente López, donde hubo heridos y detenidos.

Bonafini manifestó su "enojo" con los dirigentes políticos y sindicalistas ante la situación: "Estoy dolida, veía que éramos pocos. Veía que les iban a ganar", sostuvo al referirse a la diferencia en la cantidad de trabajadores y manifestantes y la presencia de la policía que actuó por orden judicial.

"Cada compañero sabe cuántos hogares están llorando. No hay qué dar de comer. Tenía miedo que los maten", sentenció y criticó a los dirigentes del espacio que apoya: "Estoy enojada con los dirigentes. Lloraba porque me di cuenta que éramos pocos. Están preocupados por las PASO", acusó.

La dirigente también apuntó contra los sindicalistas que permanecen "en silencio, atrapados, encerrados en su propia mierda" mientras los trabajadores pelean "por su salario" porque "nunca trabajaron, hicieron trabajar a otros para quedarse con la guita de ellos".

Junto a trabajadoras y a delegados de la planta, Bonafini les recordó a los dirigentes políticos que ante estas situaciones "hay que ir rápido" a acompañar a los trabajadores y "poner el cuerpo".

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.