Cristina Kirchner: "No les pido que me voten a mí, voten por ustedes mismos para defenderse"

La ex presidente encabezó un acto en el teatro Roxy de Mar del Plata, bajo la consigna "La voz de la mayoría"



Un teatro de mil doscientas butacas ocupadas con dirigentes, funcionarios y vecinos minuciosamente elegidos, pero sin banderas ni mística peronista donde el los bombos solo se escuchaban a más de cien metros, fue el escenario del lanzamiento de Unidad Ciudadana con Cristina Fernández como única conductora del mitín político.

Lejos quedaron los encuentros multitudinarios y populares a los que los militantes y seguidores K estaban acostumbrados, y que según los organizadores, “así será ahora el perfil de los actos”, explicaron a DyN.

La ex mandataria eligió Mar del Plata por ser “una ciudad con uno de los índices más altos de desocupación, con negocios cerrados”, según reiteraba la locutora -la misma que conducía los actos del gobierno cristinista-.



Cristina Fernández confirmó así la similitud de sus actos con los del oficialista Cambiemos: se refiere a “ciudadanos comunes” por el nombre y, además de citarlos, los convoca a subirse al escenario y contar sus experiencias.

“Es una política de desastre y para que no te sigan complicando la vida, Unidad Ciudadana, para volver en el futuro”, señaló la voz del acto en Radio City.

Los mentores del nuevo perfil de las convocatorias de Cristina Fernández quieren que los actos sean personalizados con los vecinos, empresarios, profesionales y trabajadores de la ciudad elegida, en este caso, Mar del Plata.

Los bombos y las banderas se ubicaron en la esquina de San Luis y la Peatonal San Martín donde se instaló una gran pantalla para que unas cientos de seguidores puedan ver y escuchar lo que sucedía dentro del teatro.

El cotillón estuvo comprendido por coquetos sombreros blancos con una foto de Cristina Fernández, la sigla de UC y remeras con la imagen de la ex presidenta, más otros souvenirs que se vendían a unos 100 pesos.

La fila de los “invitados” se extendió unas tres cuadras e ingresaron con acreditación previa después de las 15 horas.

Inspectores municipales dentro del teatro controlaron que los presentes estuvieran perfectamente sentados porque de lo contrario no comenzaría el acto, mientras la canción “Avanti Morocha” de Los Caballeros de la Quema anunciaba que la ex presidenta ya estaba cerca.

Cristina Fernández llegó a las 17.20 en automóvil.

Antes, los candidatos como Daniel Scioli, Fernando Espinoza, o intendentes y dirigentes como Verónica Magario, Martín Sabbatella y Leopoldo Moreau, coincidieron en diálogo con la prensa en que el de Mauricio Macri “es un gobierno de derecha y de ajuste” y que para llevar adelante las medidas económicas “es necesaria la represión”.

Veinte fueron los vecinos, trabajadores, comerciantes, profesionales y empresarios que relataron durante una hora al auditorio sus problemas y a quienes Cristina Fernández presentó diciendo: “Cada vez que al país le va mal, a Mar del Plata le va peor”.

Los organizadores dijeron a DyN que en los próximos días recorrerán con este formato distintas ciudades como Bahía Blanca, La Plata, y otras puntos de la provincia de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.