Graves incidentes en Glew durante una protesta tras el crimen de una joven embarazada

Varias personas que reclamaban por la muerte de Ayelén Roldán, la joven de 19 años que estaba embarazada de 6 meses y apareció ahorcada en una casa de Glew, realizaron una violenta protesta frente a la comisaría 7ma de dicha localidad.



Los manifestantes tiraron piedras contra la comisaría y golpearon y prendieron fuego varios autos que estaban en el lugar.

La joven de 19 años que estaba embarazada de seis meses fue encontrada estrangulada en el partido bonaerense de Almirante Brown, donde trabajaba como niñera y participaba de prácticas "swingers".



Los peritos determinaron que la víctima habría sido estrangulada el pasado lunes por la noche con algo similar a un cable, y por el hecho, la justicia investiga al matrimonio dueño de la casa en la que la chica apareció muerta y que se presume está vinculado al deceso.

Según informaron fuentes policiales, la muerte de la joven identificada como Ayelén Roldán, de 19 años, fue denunciada por el propio matrimonio, quien reconoció que el lunes alrededor de las 20:00 y tras mantener relaciones sexuales en trío con la víctima salieron de la casa y la joven quedó al cuidado de sus cinco hijos.



Tras la denuncia del matrimonio, integrantes del Comando Patrulla (CP) de Almirante Brown arribaron a la casa situada en Sir Alexander Fleming al 3500, casi en el cruce con la calle Francisco Beiró, en Glew, y se encontraron con el cuerpo sin vida de Roldán, tirado en el piso del comedor.

La fiscal Laura Alfaro de la Unidad Funcional Nº 3 de Lomas de Zamora ordenó realizar la autopsia, la cual determinó muerte por ahorcamiento, sin signos de defensa.

La pareja que vive en la casa, que empleaba a la joven y realizó la denuncia, le contó a los investigadores que ese lunes por la noche y tras mantener relaciones sexuales con ella, fueron a buscar a otra persona que se iba a sumar a la práctica "swinger", pero que cuando volvieron, alrededor de las 2:00, se encontraron con la joven fallecida.



Además, el matrimonio dijo que cuando ellos regresaron a la casa encontraron las puertas de entrada abiertas, pero no se detectaron faltantes, por lo que se descartaría el robo.

Según las fuentes, el matrimonio incurrió en una serie de contradicciones al ofrecer sus respectivos testimonios, por lo que la justicia los investiga de cerca.



Las diferentes pruebas obtenidas en la vivienda, según las fuentes, demostrarían que Roldán habría sido estrangulada con un cable, ya que un tacho de basura de la cocina de la casa se encontró un cable de DVD y también uno de ventilador, que fueron secuestrados para ser peritados.

Ante esta situación, familiares y conocidos de la víctima realizaron una protesta pidiendo justicia en la comisaría séptima y todo terminó en incidentes con la policía. Los comerciantes de la zona debieron cerrar sus locales.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.