Otro caso de homofobia en un hospital: no los dejaron donar sangre por ser gay

La jefa del servicio defiende su decisión por defender "el derecho que tiene el paciente de recibir sangre segura"



No es la primera vez que sucede. El jugador de la selección argentina de fútbol gay, Ariel Heredia, sufrió un hecho de discriminación grave cuando no lo dejaron donar sangre en el Hospital Garrahan por ser gay. "No me dejaron ni a mí ni a dos compañeros de trabajo", confesó.


En un audio que Heredia grabó al momento de ser entrevistado por una de las representantes del Garrahan se puede escuchar cómo le informan al jugador de fútbol y empleado del Ministerio de Modernización que, según estudios médicos, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres serían más propensos al contagio de enfermedades.

Según la modificación a la Resolución Nº 865/2006, que reglamenta la ley 22.990, los cuestionarios previos a la donación voluntaria de sangre no pueden contener preguntas sobre la orientación sexual de los pacientes. En referencia a ello, la mujer que atendió a Heredia le informó que la normativa "aún no se aplica" en el Hospital Garrahan.

LEÉ TAMBIEN
No lo dejaron donar sangre por ser gay, los denunció ante el Inadi y logró un cambio clave
Compartir 

"Fue muy feo sentirse discriminado. Aunque ya sabía que podía pasar. La situación fue muy violenta. Que no te den una razón válida, un argumento como la gente. La ley está, pero la institución no la cumple", comentó Heredia al diario La Nación. "Tienen el lema de que donar salva vidas, pero yo siendo gay no tengo la posibilidad de salvar a nadie porque una normativa de la institución no lo permite", concluyó.

La respuesta del Hospital Garrahan provino de la jefa del Servicio de Hemoterapia del nosocomio, Silvina Kuperman. "Tenemos la obligación de tomar donantes de bajo riesgo y poner el centro en el paciente. Por eso diseñamos estas preguntas. Tenemos el principio de precaución y por eso abrimos el paraguas lo suficientemente grande. Este riesgo que asume el hospital es porque donar no es un derecho, el derecho es el que tiene el paciente de recibir sangre segura. Para donar hay que ser elegible", expresó.

El caso se asemeja mucho al del sanjuanino Facundo Romero, quien se encontró con una situación practicamente idéntica al querer donar sangre en el Instituto Provincial de Hemoterapia, aunque luego de la intervención del INADI, logró dar vuelta la situación y ser tenido en cuenta.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.