Tras la fusión entre Telecom y Cablevisión, ahora las miradas se posan en el Gobierno



Los expertos en el mercado de telecomunicaciones centran su atención hacia el titular del Ente Nacional de Comunicaciones, Miguel de Godoy y a su colega de la Comisión de Defensa de la Competencia, Esteban Greco, cuyos organismos definirán si aprueban la anunciada fusión de las empresas Telecom y Cablevisión, que modifica la radiografía del mercado argentino.

Las empresas deben comunicar a la bolsa el Compromiso Previo de Fusión que acordaron ayer, por el cual Telecom absorberá las operaciones de Cablevisión Holding, una compañía escindida del grupo Clarín, para entre ambas convertirse en el primer operador de comunicaciones convergentes.

La fusión podría ser a partir del 1 de enero próximo, con el visto bueno de los reguladores, y sería la primera empresa que ofrecerá telefonía, internet, televisión y móviles, en un mismo paquete.

"Todos sabíamos que iba a ocurrir, pero no por eso deja de ser impactante pensar que van a crear una empresa que tendrá 30 millones de clientes", afirmó un abogado especialista en el sector de telecomunicaciones.

Otros señalaron su preocupación porque el mercado argentino tendrá un jugador menos y por el nivel de concentración que implica la operación en sí.

Para el investigador del Conicet, Martín Becerra, "la fusión expresa un hito en la concentración de los mercados de información y comunicación de la Argentina en niveles desconocidos anteriormente".

"La prédica del gobierno de que con sus decretos en comunicaciones lograría mayor competencia tiene con esta fusión su mayor fracaso, pues en lugar de aparecer nuevos concurrentes se fusionan los actores industriales dominantes con niveles de dominio que serían motivo de intervención de autoridades de defensa de la competencia en cualquiera de los países europeos o de América del Norte que suelen citarse como ejemplo de políticas serias", agregó.

El anuncio del acuerdo entre ambas empresas se realiza el mismo día que se esperaba que el ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) resolviera la asignación de espectro en la banda de 2,5 gigaherts para las operadoras actuales de 4G: Claro, Movistar (Telefónica) y Personal Telecom).

Justamente esa banda del espectro radioeléctrico no era utilizada para servicios móviles hasta que Cablevisión/Nextel solicitara la habilitación de la misma. Con Nextel y el visto bueno del regulador para su plan como operador de 4G, el mercado argentino tenía sus 4 operadores resueltos.

Ahora, de acuerdo a lo dicho por las empresas en el acuerdo, esos cuatro jugadores vuelven a ser tres. Personal, Claro y Movistar, con un desequilibrio en la cantidad de espectro asignado entre Personal/Nextel y las otras dos empresas que estaban parejas con su anterior competencia.

Por ello, es de esperar que este fin de semana y para antes de la apertura de la Bolsa el lunes, los abogados de Claro y de Telefónica trabajarán en la presentación de pedidos de investigación sobre el impacto de la fusión anunciada.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.