Una nena argentina murió en España tras doce horas de tortura

Naiara Briones tenía ocho años y había nacido en Misiones. Su tío admitió el crimen y está detenido.



Naiara Briones había nacido hace ocho años en la provincia de Misiones, pero estaba viviendo en Sabiñánigo, un pueblo de 9 mil habitantes en España, a donde la madre la había llevado a vivir con su nueva pareja. Su vida desde entonces se convirtió en un calvario. El jueves pasado, su tío -hermano del novio de la mamá- la asesinó a golpes.

El resultado de la autopsia fue tan brutal y doloroso como lo había sido su muerte. Tenía un edema cerebral y el bazo roto, golpes por todo el cuerpo, hematomas en las muñecas y en los tobillos, signo de que la había atado de pies y manos. Tenía las rodillas en carne viva. La mató, pero antes la torturó durante 12 horas. Y antes de eso, también: Los informes no dejaron dudas sobre los maltratos previos.

El único motivo que había convertido a Naiara en un blanco para su tío donde descargar su odio era que no pertenecía a la familia por un vínculo de sangre sino que había llegado de la mano de Mariela Alejandra Benítez el día en que la mujer decidió empezar de cero y mudarse con su nueva pareja, que era su hermano.

Iván Pardo Peña reconoció ante el juez, en la misma casa donde tuvo encerrada a su sobrina de 8 años durante toda una mañana hasta matarla, que había cometido el crimen sin un solo signo de arrepentimiento en su voz. Desde entonces y sin posiblidad de salir libre bajo fianza, está detenido en la cárcel de Zaragoza.

El papá biológico de la nena, Manuel Adolfo Briones Sanz, se enteró de lo que había pasado con su hija por internet. Su exmujer hacía tiempo ya que lo tenía bloqueado en WhatsApp y no tenían ningún tipo de contacto. Nadie lo llamó y aunque resultó evidente que la nena recibía palizas desde hace mucho, no había ninguna denuncia tampoco. Su papá pide ayuda para poder viajar y repatriar sus restos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.