Atentado terrorista en Barcelona: 13 muertos y más de 100 heridos en el paseo de Las Ramblas

Al menos 100 personas resultaron heridas durante en el ataque, en el cual se uso una camioneta para atropellarlas. ISIS se atribuyó el ataque



Al menos 13 personas murieron y 50 resultaron heridas durante un ataque terrorista con una camioneta en la Rambla, en la ciudad española de Barcelona, según informaron fuentes policiales.

Según explicaron testigos, el vehículo subió a la vereda desde el comienzo de la Rambla, arrolló a varias personas y se estrelló contra un kiosco.

Casi cinco horas después del atentado, el ISIS se atribuyó el ataque donde la policía mató a uno de los sospechosos y otro fue detenido en la zona.



Uno de los terroristas ha sido abatido en Sant Just Desvern tras un tiroteo. Circulaba en un Golf blanco se había saltado antes un control policial en la Diagonal, a la altura de la Zona Universitaria, hiriendo a una agente de los Mossos d’Esquadra.

El otro atacante huyó a pie y a las pocas horas fue detenido.

Fuentes policiales identificaron a Diss Oukabir, un joven de origen magrebí que podría haber alquilado el vehículo con el que se cometió el atentado. Pero cerca de las 20 horas de España, más tarde una persona que dice llamarse así se presentó en una comisaría de Girona denunciando que le habían robado su documento.



Antes, las fuerzas policiales habían difundido la imagen de esta persona como presunto autor del ataque terrorista ocurrido en la Rambla de Barcelona.

Fuerzas policiales desalojaron la zona y numerosas ambulancias atendieron a los heridos.

Según ha podido confirmar el alcalde de la localidad, Jordi Munell, a La Vanguardia; el hombre que se ha presentado como Driss Oukabir explicó a los agentes que al ver su fotografía en los medios de comunicación ha acudido a la comisaría y ha dicho allí que le habían robado su documentación, así como ha aclarado que en el momento del ataque se encontraba en Ripoll.

Según la misma fuente, los Mossos tratan de aclarar por qué no denunció el robo con anterioridad y se sospecha de que un hermano o un amigo podrían haberle sustraído la documentación y ser, por lo tanto, el autor real del ataque.

La Policía catalana desmintió además que haya ningún sospechoso atrincherado en un bar del centro de Barcelona, como se había difundido en redes sociales y en algunos medios de comunicación.



El atentado ocurrió pasadas las 11 de la mañana hora argentina (17 horas de España), cuando una furgoneta alquilada de color blanco arrolló a varias personas que paseaban por las Ramblas, uno de los lugares más concurridos y turísticos de Barcelona.

Al parecer, la furgoneta partió de la estación de metro de las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del teatro del Liceu (la ópera de Barcelona).

La furgoneta se desplazaba a gran velocidad y haciendo “zigzag“, según el testimonio de un testigo.



Las fuerzas de seguridad acordonaron entonces la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas y se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y viviendas tras el atropello.

Las autoridades recomendaron no salir a la vía pública en la zona del atentado y desplegaron un dispositivo de seguridad en las entradas y salidas de la ciudad.

En uno de esos controles, un policía resultó arrollado por un vehículo que se saltó las medidas de seguridad y se dio a la fuga.

La Audiencia Nacional, el tribunal encargado de los delitos de terrorismo, ha abierto diligencias para investigar el atentado.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.