El Congreso de Brasil rechazó la acusación contra el presidente Temer y no habrá juicio político



El presidente brasileño, Michel Temer, cuenta con los votos suficientes en la Cámara de Diputados para bloquear una denuncia de corrupción, según un conteo que para ser validado debe llegar a un mínimo de votantes.

La posibilidad de juzgar a Temer como presidente quedó descartada cuando los votos contrarios o las ausencias impidieron de hecho a la oposición obtener los 342 votos necesarios (dos tercios de los escaños) para encaminar la denuncia a la corte suprema. Pero para ser convalidada, debe haber un mínimo de 342 votantes, y hasta el momento hay 301.

Antes de que empezara la votación, los aliados de Temer y el presidente mismo dijeron estar confiados de que saldría victorioso porque sólo necesita que más de 171 diputados sufraguen a su favor.

En junio, el fiscal general brasileño acusó al mandatario de orquestar un plan para recibir millones de dólares en pagos ilícitos. Un ex asesor de Temer fue arrestado con una maleta con 150.000 dólares en efectivo, los cuales supuestamente estaban dirigidos al presidente.

Temer negó la acusación y dijo que no había ninguna prueba de que había recibido el dinero.

La sesión plenaria de la Cámara de Diputados estuvo precedida por un inicio agitado, con legisladores opositores que entraron al recinto pidiendo con gritos y carteles la partida del mandatario acusado de corrupción.

"íFora Temer!", gritaron una treintena de legisladores, que denunciaron igualmente las medidas de ajuste impulsadas por el gobierno, que cuenta con mayoría en la Cámara.

Temer fue el primer mandatario en ejercicio en ser inculpado por un crimen común y que podría costarle el cargo.

La denuncia fue formulada por el fiscal general, Rodrigo Janot, después de que a mediados de mayo se divulgaran una grabación y un video.

En la grabación, de una conversación entre Temer y el dueño del gigante de la alimentación Joesley Batista, Temer parece avalar la entrega de un soborno al encarcelado ex diputado Eduardo Cunha, para comprar su silencio.

El video muestra al entonces diputado Rodrigo Rocha Loures, un cercano asesor de Temer, cargando una maleta con 500.000 reales (unos 150.000 dólares). Según la declaración de Joesley Batista, el dinero era parte de un soborno ofrecido a Temer para favorecer los negocios de la empresa.

Temer, del partido PMDB (centroderecha) y sus defensores afirman que esa acusación es una "ficción" construida para perjudicarlo y amenazar la reconstrucción de un país que emerge a duras penas tras la peor recesión de su historia, con más de 13,5 millones de desocupados.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.