Argentina se juega mucho ante Venezuela en el debut de Sampaoli en el Monumental

El entrenador argentino pondrá tres variantes en cancha con el objetivo de mejorar el juego respecto a la última presentación ante Uruguay.



El seleccionado argentino de fútbol recibirá esta noche a Venezuela, ya sin chances y último en las Eliminatorias sudamericanas, en un partido trascendental para la clasificación del conjunto local al Mundial de Rusia 2018, que marcará el debut de Jorge Sampaoli en Buenos Aires.

Argentina se juega mucho más que tres puntos, ya que luego del empate 0-0 ante Uruguay en Montevideo tiene la posibilidad de ganar y ofrecer un juego mucho más convincente ante un débil rival.

El equipo dirigido por Sampaoli saldrá a la cancha con el conocimiento del resultado de Chile, que visita a Bolivia en La Paz; de Colombia, que tiene 25 unidades y recibe al líder y ya clasificado Brasil en Barranquilla; y también de Perú (21) que en Quito enfrenta a Ecuador (20).

Si Argentina logra vencer a Venezuela por una buena diferencia podría trepar a los puestos de clasificación sin depender de un mal resultado de Chile y hasta tiene la posibilidad de quedar segundo si Colombia pierde con Brasil y Uruguay no puede con Paraguay en Asunción en el partido que se jugará casi en simultáneo.

Con respecto al equipo que jugó -y dejó varias dudas- en Uruguay, Sampaoli realizará tres variantes, una obligada y dos por decisiones tácticas.

El defensor Gabriel Mercado recibió la segunda tarjeta amarilla y en su lugar ingresará Javier Mascherano. El subcapitán y referente de esta generación de futbolistas tendrá su primer partido como defensor, a pesar de que hace más de seis años que se desempeña en ese puesto en Barcelona.

El mediocampista Ever Banega, una debilidad de Sampaoli, cumplió la fecha de suspensión y volverá a la titularidad en reemplazo de Lucas Biglia.

La última modificación será en la parte ofensiva ya que Lautaro Acosta reemplazará a Marcos Acuña, quien no pudo asentarse en el sector derecho del mediocampo por su condición de zurdo.

El esquema será diferente al del Montevideo, pues pasará de un 3-4-3 a un 3-3-1-3 porque la idea de Sampaoli es rodear mejor a Messi con el ingreso de Banega y darle un apoyo por derecha con la velocidad del “Laucha”.

Venezuela, por su parte, ocupa la última posición con apenas siete unidades y ya no tiene chances de clasificar al Mundial.

El conjunto dirigido por Rafael Dudamel, exarquero con pasado en el fútbol argentino, llega sin presiones al encuentro y, a la vez, envalentonado por el empate 0-0 que consiguió ante Colombia en San Cristóbal.

El rival, que en la previa se presume como accesible, le abre la oportunidad al conjunto albiceleste de conseguir un triunfo muy necesario y de convencer a propios y extraños que la clasificación a Rusia es posible.

Además, en la previa de esta doble fecha, el mediocampista Alejandro “Lobo” Guerra, único jugador venezolano en ganar la Copa Libertadores de América (con Atlético Nacional de Colombia en 2016), anunció su retiro del seleccionado para abrir espacio a las nuevas generaciones.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.