Caso Maldonado: Declararon otros tres gendarmes e insisten en que los "encapuchados" cruzaron el río Chubut

Hoy declararon como testigos cuatro uniformados que ingresaron en la comunidad Pu Lof en Resistencia, en el predio ocupado de la estancia Leleque, durante el operativo del 1 de agosto pasado



Tres gendarmes prestaron hoy declaración testimonial ante el juez federal de Esquel, Guido Otranto, y está previsto que otros 16 uniformados se presenten hasta el lunes para brindar sus testimonios.

Luego de surgiera en los últimos días la confirmación de una agresión de parte del uniformado Neri Robledo hacia uno de los manifestantes ese 1° de agosto en el predio de la comunidad mapuche Pu Lof, el magistrado patagónico continuó escuchando los relatos de distintos miembros de la fuerza de seguridad.

En la puerta del Juzgado de Esquel, el secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad, Gonzalo Cané, indicó que este miércoles se presentaron tres gendarmes "que tuvieron diferente participación en los procedimientos".

"Hay declaraciones programadas hasta el día lunes, incluso el sábado", manifestó el funcionario nacional, quien precisó que "cerca de 16 personas más" brindarán su testimonio ante Otranto.

Al respecto, el integrante de la cartera que conduce Patricia Bullrich aclaró que por el momento no hay declaraciones indagatorias, pero explicó que "cualquier declaración testimonial se puede convertir en indagatoria, si el juez o la fiscal (Silvina Ávila) consideran que los dichos de ese testimonio pueden ser incriminatarios para la persona que está bajo juramento".

Finalmente, en declaraciones a la prensa Cané evitó inclinarse por una de las versiones que se barajan en torno de la desaparición del joven artesano de 28 años: "No tenemos hipótesis, sino que nos dedicamos a investigar absolutamente todo lo que va surgiendo en la causa y lo que nos pide el juez".

Los agentes cruzaron las puertas del edificio de la Justicia Federal alrededor de las 9.10, vestidos de civil, tal como ayer lo habían hecho sus compañeros Walter Ruiz Díaz, César Peralta y Juan Carlos Pelozo. Hoy la mañana está mucho más calma que la de ayer. No hay manifestantes en la entrada de los tribunales y tampoco se observan policías en el lugar ni en los alrededores.

Los gendarmes están reiterando las declaraciones que ya hicieron durante una investigación interna desarrollada por Gendarmería Nacional en agosto pasado. En ese momento, las autoridades del cuerpo aseguraron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que no habían encontrado contradicciones en los relatos de los gendarmes ni elementos sospechosos que hiciera dudar de su veracidad.

En las últimas horas afloraron versiones que parecen haber sorprendido al propio gobierno de Mauricio Macri. Uno de los gendarmes, Neri Armando Robledo, reconoció haber golpeado con una piedra a uno de los ocupantes del llamado Pu Lof, mientras que otro dijo que disparó su arma antimotín al costado de un militante, también al interior del campo, una situación que ocurrió lejos del pelotón.

Por otra parte, ha quedado establecido que un grupo de al menos ocho gendarmes llegaron muy cerca del río, cosa que desde el primer momento negó Juan Pablo Escola, el comandante segundo del Escuadrón 36 de Esquel, quien estuvo al frente de los 30 a 40 gendarmes que avanzaron sobre los militantes del Pu Lof a las 11.30 del 1 de agosto. Esta habría sido la última vez que se lo vio a Santiago Maldonado.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.