Dura advertencia de EEUU a Corea del Norte: la Casa Blanca habla de una respuesta militar "abrumadora"

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, dijo que Donald Trump le pidió "opciones militares" para tomar acción luego de un nuevo ensayo de Kim Jong-un



El gobierno de Estados Unidos advirtió hoy que ante cualquier amenaza a su país o a sus aliados dará "una respuesta militar masiva" tanto "efectiva como abrumadora", al tiempo que estaba "considerando suspender todo el comercio con cualquier país que haga negocios" con Corea del Norte, luego de la nueva prueba nuclear realizada por el gobierno comunista de esta nación.

La advertencia militar fue formulada por el secretario de Defensa, James Mattis, quien en una breve comparecencia en la Casa Blanca, esta tarde, instó al líder norcoreano, Kim Jong Un, a que obedezca al Consejo de Seguridad de la ONU.

Mattis subrayó que Estados Unidos "no está buscando la aniquilación total de un país" pero advirtió que tiene "muchas opciones para hacerlo".

Más temprano, el presidente Donald Trump había respondido con amenazas y un repudio contundente a la nueva prueba nuclear que realizó Pyongyang, y mencionó la eventual suspensión del comercio norteamericano con todo país que negocie con Corea del Norte, en una advertencia directa a China.

Trump además fue ambiguo al referirse a un posible ataque preventivo estadounidense y cuando un grupo de periodistas le preguntó si analizaba esa opción, simplemente respondió: "Ya veremos", informó la agencia de noticias EFE.

El mandatario hizo esta declaración al salir de una iglesia en Washington y antes de dirigirse a la Casa Blanca, donde lo esperaban Mattis; su jefe de gabinete y militar retirado, John Kelly, y otros jefes castrenses "para discutir sobre Corea del Norte".

El secretario de Comercio, Steve Mnuchin, confirmó la posibilidad adelantada por el mandatario e informó a la prensa que prepara un nuevo paquete de sanciones que incluirían a "cualquiera que quiera comerciar o hacer negocios con ellos", en referencia a Corea del Norte.
Mnuchin añadió que, según estas nuevas sanciones, Washington impedirá el comercio con Pyongyang o prohibirá que sus socios hagan negocios con Estados Unidos.

La primera reacción que tuvo el mandatario esta mañana fue la de calificar la nueva prueba nuclear norcoreana como "muy hostil y peligrosa para Estados Unidos".

Después, aprovechó para criticar la posición más dialoguista de Corea del Sur y China.
"Corea del Norte es un país que está fuera de la ley y se ha convertido en una gran amenaza y vergüenza para China, que está intentando ayudar pero con muy poco éxito. (...) Corea del Sur está descubriendo, como les dije, que su discurso de distensión con Corea del Norte no funcionará, ¡sólo entiende una cosa!", escribió el mandatario en dos tuits.

Esta no es la primera vez que Trump desliza la posibilidad de un ataque militar contra Corea del Norte.

En agosto, amenazó con responder con "fuego y furia" a Pyongyang como represalia al plan que habían revelado un grupo de militares norcoreanos para lanzar un ataque preventivo contra la isla estadounidense de Guam.

Más tarde, ambos gobiernos bajaron el tono de su retórica: el líder norcoreano, Kim Jong-un anunció que pospuso el plan a la espera de que Washington diera pasos hacia la distensión en la península de Corea y Trump calificó de "sabia" a esa decisión.

Pero hoy la tensión volvió a recrudecer cuando Corea del Norte confirmó hoy que realizó con éxito una prueba con una bomba termonuclear que puede ser colocada en misiles balísticos intercontinentales, es decir, con capacidad para alcanzar territorio estadounidense.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.