El Presupuesto 2018 prevé una inflación del 10 por ciento y recortes en subsidios

Fuentes oficiales confirmaron algunos detalles del proyecto de ley que el Gobierno enviará a la Cámara de Diputados.



El proyecto de ley de Presupuesto 2018 que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso prevé un crecimiento económico en torno al 3,5 por ciento, una inflación del 10 por ciento, un déficit fiscal del 3,2% del Producto Bruto Interno (PBI) y nuevos recortes de subsidios a tarifas de servicios públicos, informaron fuentes oficiales.

Indicaron que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, realizan los últimos contactos con otras carteras para los retoques finales del proyecto, que se presentará a la Cámara de Diputados antes del 15 de septiembre

Sobre los resultados de esta ronda de consultas interministeriales “se ordenará la estrategia para consolidar objetivos de gasto e inversión públicos y déficit fiscal”, entre otros puntos, señalaron desde Casa de Gobierno.

Junto con el Presupuesto 2018, el Gobierno enviará el proyecto de ley de Responsabilidad Fiscal acordado con las provincias en busca de lograr el equilibrio en las cuentas públicas.

En el proyecto presupuestario para el año próximo se prevé que la economía “crecerá un 3,5% debido a la ampliación del plan de obras públicas con un aumento de la inversión del orden del 10% del PBI y al calor de la recuperación de Brasil, el principal socio comercial de Argentina”.

Se calculó que, además, el Estado nacional continuará con la política de reducir el déficit fiscal, que este año terminará en torno al 4,2% del PBI para llevarlo al 3,2%, es decir un punto porcentual menos,

En este sentido, el proyecto de ley contempla seguir con la quita de subsidios a las tarifas de servicios públicos, en especial aquellas que corresponden a grandes contribuyentes, además de mantener el gasto público en forma constante en términos reales.

Dujovne explicó, durante el Consejo de las Américas, que “el peso del sector público en el PBI bajó de 43 a 41 por ciento en dos años, en lo que fue la baja más sustantiva desde el 2002”. “Lo estamos haciendo sin crisis, en forma gradual, con el objetivo de llegar al 33 por ciento en el 2023, con correcciones del gasto que sean compatibles con el equilibrio fiscal”, remarcó.

Inflación
Junto con esta baja en el déficit fiscal, está previsto que la inflación ronde el 10 por ciento anual, dentro de una banda con un máximo del 12 por ciento y un mínimo del 8 por ciento, según lo ratificó el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger.

En este marco de tasas ligeramente positivas, y un ingreso de dólares por las inversiones, la iniciativa presupuestaria establece para 2018 un tipo de cambio que oscilará entre los $19 y $20,50 por dólar, apuntaron las fuentes oficiales consultadas.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.