Estudiantes goleó a Temperley en el sur

El "Pincha" superó 3 a 0 al "Gasolero" gracias a los tantos del colombiano Otero, Pablo Lugüercio y la "Gata" Fernández

SUPERLIGA ARGENTINA - FECHA 5
Temperley
0
Estudiantes La Plata
3

Con un feroz arranque de partido y en el debut de Lucas Bernardi como técnico, Estudiantes de La Plata goleó 3-0 a Temperley en el Beranger y se reencontró con el triunfo en la Superliga después de tres encuentros.

De la mano del colombiano Juan Otero, el hombre más desequilibrante de la cancha, y el despliegue de Rodrigo Braña, el equipo platense levantó cabeza después del flojo pasaje que le tocó atravesar que provocó la eliminación de la Copa Conmebol Sudamericana y la posterior salida del entrenador Gustavo Matosas.



Temperley regaló un tiempo, cometió graves fallas defensivas y con la derrota volvió a caer en zona de descenso.

A pura efectividad, Estudiantes golpeó en sus primeros tres avances y en 16 minutos de juego ya ganaba 3-0 para sorpresa de un equipo de Temperley que en toda la parte inicial jugó con una marcha menos que el rival.

El conjunto platense pegó de entrada al minuto en una acción del colombiano Otero que arrancó pasado el círculo central, le tiró un caño a Gastón Aguirre, quien quedó desafectado de la maniobra, y definió ante la salida de Josué Ayala para poner el 1-0.

Sin poder asimilar el golpe, Temperley se encontró con el segundo de Estudiantes tres minutos más tarde cuando Otero le bajó la pelota dentro del área a Lugüercio para que éste defina con un remate a quemarropa que venció al arquero local.

Alguna escalada por derecha de Ezequiel Montagna y el empuje en el medio de Rodrigo de Ciancio fue lo único que mostró el local, de pobrísima labor en esa primera parte.

El tercero del Pincha llegó a los 16 con una exquista definición de la Gata Fernández, después de una satisfactoria maniobra de Lugüercio.
Estudiantes manejó con comodidad el ritmo del encuentro en ese segmento inicial y de no ser por las atajadas de Josué Ayala pudo haberse ido al descanso con una diferencia mayor.


En el complemento Temperley arriesgó con los cambios y en algunos pasajes puso en aprietos a la defensa visitante, aunque se encontró con un invulnerable Mariano Andújar.

A los 12 Leandro Desábato salvó en la línea un cabezazo de Ramiro Costa; sobre los 32, Marcos Figueroa estrelló un dispareo en el poste, y sobre los 41, Andújar le tapó un cabezazo a Juan Ignacio Sánchez Sotelo.

Estudiantes lo ganó bien porque aprovechó su momento y le dejó buenas señales a su nuevo entrenador.

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.