#PanamaPapers: revelan que el exfiscal Luis Moreno Ocampo tenía cuentas offshore

La red europea de periodismo de investigación reveló sospechosos movimientos de cifras millonarias mediante el armado de una sofisticada ingeniería financiera



"Durante mi mandato, mi salario no era suficiente". Con estas palabras el exfiscal general ante la Corte Penal Internacional (2003-2012) Luis Moreno Ocampo justificó el uso de empresas en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes británicas, Panamá o Belize para administrar su patrimonio.

La investigación difundida por la Red Europea de Investigación (EIC) y publicada por varios medios europeos, entre ellos el diario español El Mundo, consigna que el 15 de agosto de 2012, dos meses después de haber dejado su cargo como titular del TPI, Moreno Ocampo recibió un depósito de 50 mil euros en una cuenta a su nombre radicada en el banco holandés Abn Amro (el TPI tiene sede en La Haya).

Los fondos llegaron a su vez desde una cuenta en Suiza y el emisor de la operación era Tain Bay, una firma registrada en Panamá, de acuerdo a un relevamiento de datos llevado a cabo por la EIC.



Tras "un análisis de 40 mil documentos" -que incluyen balances contables, cables diplomáticos y correspondencia que llegaron a manos de la plataforma francesa Mediapart- se determinó que la titularidad de Tain Bay era de una sociedad llamada Forman Management, que pertenece al ex fiscal del juicio a las Juntas y a su esposa, Elvira Bulygin.



La investigación también reveló su mujer figura detrás de Lucia Enterprises, una empresa con sede en Belice que en septiembre de 2012 recibió 15.000 dólares del abogado y que Moreno Ocampo figura como accionista de Yemana Trading, una empresa establecida en Islas Vírgenes Británicas y gestionada por Mossack Fonseca, el estudio jurídico cuyos negocios quedaron al descubierto con los Panamá Papers.

Ante la consulta de periodistas del EIC, el exfiscal negó haber evadido impuestos y aseguró no haber tenido otra fuente de ingresos que su sueldo de Fiscal general durante sus años en La Haya, de alrededor de 150.000 euros netos por año.

"Tenía que protegerme en un país donde los bancos un día deciden llevarse su dinero. Así que tenía dinero fuera de Argentina", se justificó el abogado, que fue miembro de la ONG anticorrupción Transparency International.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.