EN VIVO
DIPUTADOS TRATA LA REFORMA PREVISIONAL: INCIDENTES Y TENSIÓN AFUERA DEL CONGRESO


Racing empató con San Martín en el Cilindro

En Avellaneda, el conjunto de Cocca no supo vulnerar a la férrea defensa sanjuanina y resignó puntos importantes para levantar en la Superliga.

SUPERLIGA ARGENTINA - FECHA 4
Racing Club
0
San Martin de San Juan
0

Racing Club, aunque mostró alguna mejoría en el segundo tiempo, fue impotente y por eso empató ante San Martín de San Juan 0-0 en el Cilindro de Avellaneda.

Por la cuarta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, el equipo de Diego Cocca dejó en evidencia que le cuesta atacar cuando lo esperan y le reducen los espacios y su castigo fue el 0-0 definitivo.


En el primer período al local le faltó lucidez y peligrosidad y en el segundo, si bien apretó más a su oponente y pudo haber ganado, también corrió el riesgo de perder en forma inmerecida mediante alguna réplica aislada, pero cuando eso sucedió quien le cubrió la espalda con sus manos enguantadas fue el prometedor Gastón Gómez, quien intervino poco, pero estuvo a la altura de la exigencia.

En el primer capítulo la Academia hizo un cambio por lesión muscular en el minuto 41, cuando ingreso el uruguayo Egidio Arévalo Ríos por Sergio Vittor, quien, una vez que llegó al banco de suplentes, se puso hielo en la cara posterior del muslo derecho.

Ese segmento inicial fue un monumento a la monotonía y la intrascendencia, porque Racing se limitó a tener la pelota cortita, pero sin utilizarla ni para inquietar ni para sorprender al adversario, por lo que careció de claridad y penetración.

En ese episodio al anfitrión apenas se le cuentan como aproximaciones, a los 24 minutos, un remate de Matías Zaracho a la salida de un córner que resultó desviado y, a los 26, un desborde de Augusto Solari por la derecha, quien mandó un centro rasante hacia atrás que recibió Iván Pillud, pero al marcador lateral lo taparon justo cuando iba a definir frente al arco.

En la segunda etapa Cocca buscó soluciones con los ingresos del colombiano Andrés Ibargüen, por Zaracho, y Maximiliano Cuadra, por Pillud, y el cuadro de Avellaneda con esas variantes consiguió cambio de ritmo y perturbó en alguna medida a los sanjuaninos por ambas bandas, aunque sin provocarles un desequilibrio sofocante.


La mayor complación los conducidos por Néstor Gorosito la tuvieron en los minutos inmediatamente posteriores al cambio por la lesión muscular que afectó al marcador central Matías Escudero, a quien lo relevó Damián Schmidt, a los 14.

Fue así que, a los 18, el capitán y referente Lisandro jugó hacia la izquierda para Ibargüen, quien mandó un centro bajo que Diego González no alcanzó a conectar en forma adecuada.

A los 19, tras un córner lanzado desde la derecha, cabeceó Miguel Barbieri y la pelota se fue junto al vertical opuesto.

Mientras Racing buscaba e insistía sin alcanzar su objetivo, el Santo se escapó una vez, a los 29, y el recién ingresado Carlos Luque, a la hora de resolver dudó, lo que le permitió a Chila Gómez dar otra muestra de sus cualidades al ganarle el mano a mano en una intervención de arquero de equipo grande.

La Academia fue al frente hasta el epílogo, pero nada cambió, dado que por su falta de ideas todo terminó con la ausencia absoluta de goles.

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.