#Cataluña: El presidente catalán da por ganada la votación y abre el camino a la independencia

"Nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente", declaró el mandatario Carles Puigdemont tras la consulta popular



El presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, afirmó este domingo que los catalanes se han "ganado el derecho a tener un Estado independiente" de España después del referendo de autodeterminación que trataron de celebrar ante las operaciones policiales para impedirlo.

"Con esta jornada de esperanza y también de sufrimiento, los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de república", afirmó en una comparecencia con todo su gobierno, celebrando la movilización de millones de catalanes en esta votación prohibida por la justicia.

El independentista Puigdemont avisó a la Unión Europea que "ya no puede continuar mirando hacia otro lado" tras las cargas policiales contra ciudadanos que intentaban votar en el referendo de independencia prohibido desde Madrid.

La situación en Cataluña "es un asunto de interés europeo". "Somos ciudadanos europeos quienes sufrimos la vulneración de derechos y libertades", dijo en una solemne comparecencia, reclamando a Bruselas que "actúe con rapidez para mantener la autoridad moral dentro y fuera del continente".



El Gobierno de Cataluña comunicará en los próximos días al Parlamento regional los resultados de la votación de este domingo para que aplique lo previsto en la ley catalana de referéndum de autodeterminación y proclame la independencia, en caso de que hubiera ganado el sí en la consulta.

Cataluña se ha ganado a pulso su soberanía y las instituciones catalanas tienen el deber de respetar y desarrollar lo que han dicho sus ciudadanos para construir un país "libre" y "democrático", argumentó.

Subrayó que millones de personas se han movilizado durante la violenta jornada, a pesar de las "amenazas" del Estado español, tienen derecho a decidir su futuro en libertad, insistió. "Queremos vivir en paz", y fuera de un Estado "incapaz" de proponer "algo distinto de la fuerza bruta", dijo.

Puigdemont se refirió también a los más de 800 personas heridas, según las autoridades catalanas, a causa de la intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil para impedir el referéndum, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional, al igual que la ley catalana de referendo.

En algunos casos se ha tratado de "claras violaciones" de los derechos humanos que no pueden quedar impunes, según Puigdemont, lo que ha definido como una de las páginas más "vergonzosas" de la relación del Estado español con Cataluña.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.