Detienen a un chofer de la tragedia de San Rafael: volvió a manejar sin autorización

Jorge Pinelli estaba trasladando a otro contingente, en un micro con papeles truchos



Uno de los choferes del micro que el 25 de junio pasado protagonizó la llamada tragedia de Cuesta de los Terneros en la ruta 144 fue detenido en Santa Fe mientras conducía un colectivo de similares características a las del siniestro vial. El hombre no estaba habilitado para conducir y la unidad tenía documentación apócrifa, por lo que el chofer quedó detenido y el ómnibus, secuestrado.

“Jorge Pinelli fue detenido ayer en un control de rutina de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte en Santa Fe”, confirmaron desde Gendarmería Nacional a Los Andes. Agentes de esa fuerza participaban del control vial.

El hijo, Jorge Damián, murió en el accidente que dejó un saldo de 15 muertos, mientras que el padre quedó internado por un tiempo en San Rafael. Sin embargo, a poco más de tres meses volvió a conducir y en otro colectivo “flojo de papeles”.

“Llevaba documentación del vehículo apócrifa, además no estaba habilitado para conducir por lo que quedó detenido y el micro fue secuestrado”, indicaron desde Gendarmería. Esas fuentes agregaron que Pinelli fue detenido mientras transportaba un contingente desde Buenos Aires.

A días de ocurrida la tragedia, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte confirmó que el colectivo que chocó y volcó en San Rafael no estaba habilitado para circular.

El 25 de junio pasado, el ómnibus con un contingente perteneciente a un instituto de danza de la localidad bonaerense de Grand Bourg regresaba de Las Leñas hacia San Rafael cuando volcó en la zona conocida como la Cuesta de los Terneros, en la ruta nacional 144, causando la muerte de 15 personas y dejando una veintena de heridos. Pinelli padre no era quien conducía la unidad siniestrada, según se confirmó tras el hecho.

Las pericias a las que fue sometido el vehículo determinaron que el conductor -Jorge Damián Pinelli, quien murió en el vuelco- circulaba al momento del accidente a una velocidad que oscilaba entre los 80 y 87 kilómetros por hora, en un camino de pendiente en el que la velocidad máxima permitida era de la mitad.

Respecto de la mecánica del siniestro, se determinó que el conductor sobrepasó a un automóvil que circulaba a 30 kilómetros por hora y, al tener que cambiar de carril para no impactarlo, colisionó con un cerro, lo que desestabilizó al micro.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.