Bou es la única duda en Boca para el domingo ante Arsenal

La presencia del delantero Walter Bou, quien padece un dolor en el aductor derecho, es la única duda que tiene el entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, para recibir el próximo domingo a las 19.15 a Arsenal de Sarandí, por la undécima fecha de la Superliga Argentina de fútbol.



Bou, con una fuerte dolencia, trabajó de manera diferenciada en el gimnasio junto con el volante colombiano Edwin Cardona, quien sufrió un golpe en la derrota del pasado fin de semana de visitante por 1-0 ante Rosario Central.

Para el cuerpo técnico y médico, Bou no tiene nada complicado (tal cual lo confirmaron los estudios a los que se sometió), pero el jugador asegura que tiene un dolor fuerte.

Justamente eso le impidió jugar el domingo en Rosario cuando iba a ser titular en lugar de Dario Benedetto, quien se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha en el partido en la derrota por 2-1, contra Racing, en La Bombonera, por la 10ma. fecha de la Superliga.

Barros Schelotto, a partir de esto, aún no definió al equipo, aunque es un hecho que no jugarán el zaguero central Paolo Goltz y el volante Pablo Pérez, ambos suspendidos.


Guillermo tiene definido diez de los once nombres para recibir a Arsenal: Agustín Rossi; Leonardo Jara, Santiago Vergini (por Goltz), Lisandro Magallán y Frank Fabra; Nahitan Nández, Wilmar Barrios; Cristian Pavón, Edwin Cardona y Cristian Espinoza.

Si juega Bou, Cardona ocupará el sector izquierdo del mediocampo. Boca así formaría con Rossi; Jara, Vergini, Magallán y Fabra; Nández, Barrios y Cardona; Pavón, Bou (por Pablo Pérez) y Espinoza.

Pero si Bou no juega, el mellizo maneja varias opciones para reemplazarlo: Gino Peruzzi en el lateral derecho y Jara al mediocampo. Boca entonces alistaría a Rossi; Peruzzi, Vergini, Magallán y Fabra; Jara, Barrios y Nández; Pavón, Cardona y Espinoza.

Otra variante sería con Guido Vadalá como centro delantero. Boca de esta manera formaría con Rossi; Jara, Vergini, Magallán y Fabra; Nández, Barrios y Cardona; Pavón, Vadalá y Espinoza.

Pero todo quedará más claro (para el entrenador) tras la práctica de fútbol de mañana a las 9.30 en Casa Amarrilla a puerta cerrada.

En otro orden, Barros Schelotto y Daniel Angelici, presidente del club, almorzaron ayer (tal como lo hacen todos los martes) y hablaron del regreso de Carlos Tevez, hoy en el Shanghái Shenhua de la Superliga China, y de los posibles refuerzos para el 2018.

Todo el mundo asegura que Tevez jugará el próximo año en Boca, pero todavía no está resuelto. Adrián Ruocco, su representante, negocia con la entidad china la liberación del jugador, pero no en nombre de Boca.

Shanghái Shenhua le debe mucha plata a Tevez, quien tiene un año más de contrato a cambio de 40 millones de dólares.

Por estos días el “Apache” goza de 75 días de vacaciones (los pasará en Argentina) a la espera de la resolución de su futuro futbolístico.
El mellizo le pidió a Angelici dos laterales, uno derecho: Leonardo Godoy, de Talleres de Córdoba; y otro izquierdo: Jonathan Silva, de Sporting Lisboa.

Por último el plantel completo, incluido Benedetto (será operado el viernes), estará en la cena anual de Boca que se llevará a cabo mañana desde las 20 en La Rural.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.