Minnicelli, la esposa de De Vido, dijo que el ex ministro “tiene mucho que contar”

Afirmó que es un preso político y que hoy al que piensa distinto se lo envía a la cárcel; anticipó una próxima carta del detenido



“Julio tiene mucho que contar”, deslizó la esposa de Julio De Vido , Alessandra Minnicelli, quien reiteró que su marido es “un preso político”. La ex síndica general adjunta de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) durante el gobierno kirchnerista cargó, además, contra los diputados del Frente para la Victoria que no bajaron a defenderlo en el recinto cuando la Justicia pidió su desafuero para detenerlo.

Minnicelli había dicho el día anterior que se siente defraudada por la ex presidenta Cristina Kirchner, porque sostuvo que no pondría las manos en el fuego por su marido.

La esposa del ex ministro detenido reveló, además, que De Vido está escribiendo una próxima carta.

Las declaraciones públicas de Minnicelli son seguidas con atención en los tribunales en los que el ex ministro tiene múltiples expedientes abiertos. Dos causas son las que lo mantienen preso: un fraude por el desvío de fondos en la remodelación de la mina de carbón de Río Turbio y las compras con sobreprecios de gas natural licuado.

Tras la detención de De Vido y del ex vicepresidente Amado Boudou, la Cámara Federal publicó un fallo en el que estableció los beneficios que pueden recibir los “arrepentidos”. Van desde la reducción de penas hasta permitirles la excarcelación, una libertad vigilada o un arresto domiciliario. El tribunal les dijo que no hace falta llegar al final del juicio para evaluar recibir esos beneficios, sino que los acusados los pueden disfrutar desde el momento en que se avengan a hablar.

Más allá de los reclamos públicos de su esposa, De Vido viene mandando mensajes desde la prisión, mediante cartas en la que menciona, con cuentagotas, obras y gobernadores, como si quisiera hacerles notar que conoce mucha información sobre la manera en que se gestaron los emprendimientos por los que ahora es investigado.

Minnicelli, en sus declaraciones, pareció dirigir su discurso. especialmente, al frente interno del peronismo y al kirchnerismo. “Julio tendría que haber explicado en su momento cosas que se explicaron mal [en alusión a otros funcionarios]. La imagen de De Vido está deteriorada en la opinión pública. Nunca se lo escuchó dar explicaciones. No había irregularidad administrativa en la tragedia de Once”, dijo.

No dudó en calificar a su marido como “preso político” y dijo que “en un momento del país se hacía desaparecer a la gente que pensaba distinto. Hoy, en lugar de hacerlos desaparecer, se los manda a la sombra, metiéndolos presos. La Justicia está tomando decisiones políticas”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.