Boca se llevó un Superclásico emotivo y le dio otro duro golpe a River

En el Monumental, el "Xeneize" ganó 2-1 con goles de Cardona, de tiro libre, y Nández; Ponzio había igualado de manera transitoria. El Millonario, tras sufrir la histórica eliminación con Lanús en la Libertadores, quedó a 12 puntos del equipo de Barros Schelotto, que líder invicto en el torneo. Nacho Fernández y Cardona fueron expulsados

SUPERLIGA ARGENTINA - JORNADA 8

River Plate

1-2


Boca Juniors

Gol de Boca Juniors: 41' 1T Edwin Cardona.    |     Gol de River Plate: 23' 2T Leonardo Ponzio.     |     Gol de Boca Juniors: 27' 2T Nahitan Nández.    

Boca Juniors derrotó hoy 2-1 como visitante a River Plate en el "superclásico" del fútbol argentino, un resultado que lo afirma como líder absoluto de la Superliga. El conjunto "millonario" padeció en cinco días un nuevo golpe deportivo, después de la eliminación sufrida el martes en las semifinales de la Copa Libertadores.



Boca dominó los primeros 20 minutos de la etapa inicial, con Pablo Pérez como conductor y las subidas del colombiano Frank Fabra. En ese lapso, la figura de River fue su arquero, Germán Lux: a los 11 minutos tuvo una doble salvada frente al goleador "xeneize", Darío Benedetto, y ante Cardona.

Diez minutos después, en lo que pareció el duelo de la tarde en el Monumental, Lux se impuso de nuevo a Cardona en un tiro libre que rechazó por sobre el travesaño.

River emparejó el trámite del partido. Sus defensores dieron un paso adelante, empujaron a sus volantes y así, de a poco, el "millonario" comenzó a dominar el partido. A los 34 minutos, Agustín Rossi salvó el arco de Boca tras un remate lejano del volante de River Ariel Rojas.




Boca ni siquiera apostaba al contragolpe cuando a los 38 minutos ocurrió la jugada del partido: el mediocampista Ignacio Fernández impactó su pie derecho en el pecho de Cardona cuando ambos disputaban una pelota en alto, y el árbitro Néstor Pitana lo expulsó directamente.

La infracción de Fernández provocó un tiro libre para Boca a unos 25 metros del arco. Cardona tomó otra vez el remate y esta vez lo hizo de forma perfecta, tanto que la pelota ingresó justo en el ángulo superior izquierdo del arco de Lux, que voló sin alcanzar el balón.

MIRÁ TAMBIÉN
GALERIA DE FOTOS HD: Las mejores postales del #Superclasico número 200


Boca pareció salir decidido a marcar el segundo gol en los primeros minutos del segundo tiempo, pero a los 53 estuvo cerca de sufrir el empate cuando el atacante Ignacio Scocco, tras un pase preciso de Enzo Pérez, escapó hacia al área sin marca y remató cruzado; Rossi, el arquero "xeneize", respondió bien arrojándose a la derecha.

En seguida, otra tarjeta roja marcó el pulso del partido. Cardona, gran protagonista del clásico, intentó escapar a la marca de Enzo Pérez, estiró hacia atrás el brazo derecho pero el árbitro Pitana juzgó que había sido un codazo en el rostro del rival y lo expulsó a los 60 minutos. Nuevamente River y Boca quedaban emparejados en cantidad de futbolistas.

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, mandó rápidamente al campo de juego al delantero Carlos Auzqui por el defensor Jonathan Maidana. El técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, les indicó a los suyos un esquema de juego con cuatro defensores, cuatro volantes y solo Benedetto en la delantera.

Casi no hubo tiempo para acomodar las piezas porque a los 68 el capitán de River, Leonardo Ponzio, tomó le palota casi en el mismo lugar desde donde Cardona había marcado el 1-0 pero esta vez para empatar el partido con un derechazo al ángulo del arco defendido por Rossi.





El gol pareció cambiar el ánimo de River, que empujado por 60.000 aficionados salió en busca de transformar el empate en triunfo.

Pero cuatro minutos después, el resultado volvió a caer del lado de Boca: Pablo Pérez habilitó bien al uruguayo Nahitan Nández, que aprovechó el desconcierto defensivo del lateral Milton Casco para impactar de derecha al primer palo de Lux.

Boca contó con varias oportunidades para ampliar el resultado. La última, a dos minutos del final, cuando tres jugadores quedaron frente a Lux y uno de ellos, Fabra, remató desviado. Las opciones perdidas, sin embargo, no impidieron el triunfo boquense en el Monumental.

El triunfo dejó a Boca con 24 puntos, producto de ocho triunfos consecutivos en el torneo, a nueve de distancia de sus escoltas, San Lorenzo y Talleres, y a 12 de River Plate.


[no-sidebar]

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.