Desafectaron a un policía bonaerense que participó en los incidentes por la reforma previsional

Simpatizaba con el kirchnerismo y estaba de licencia por problemas psiquiátricos



Damián Ferrero es un sargento de la Policía Bonaerense. Según denuncian, el lunes arrojó piedras a sus pares de la Policía de la Ciudad que custodiaba el Congreso de la Nación mientras se debatía la polémica reforma previsional. El Ministerio de Seguridad provincial lo desafectó de la fuerza después de que se difundieran imágenes que lo muestran como partícipe de los violentos incidentes que se desataron en la Plaza de los Dos Congresos.

El agente bonaerense estaba de licencia por problemas psiquiátricos desde el 30 de noviembre del 2016. Desde su cuenta de Twitter y Facebook se puede ver su afinidad por el kirchnerismo. En las fotos, se lo ve vestido de civil arrojando piedras. Por eso la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad decidió desafectarlo.


Sin embargo, su participación en los disturbios alimenta las hipótesis de "infiltrados". Dirigentes sociales como Juan Grabois o el mismo diputado K, Héctor Recalde, denunciaron la presencia de policías civiles infiltrados entre el grupo de manifestantes violentos que arrojaron piedras contra el Congreso y las fuerzas de seguridad.



Juan Grabois, referente nacional de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), relató lo que vio en su paso por la plaza: “Que hay infiltrados lo vi con mis propios ojos. Cuando estábamos tratando de desconcentrar, un tipo tiró un gas exactamente donde yo estaba. Era una especie de dispositivo que lanzaba gas lacrimógeno tremendo y no se podía respirar. Con nuestra columna, y se puede ver en todos los canales, hicimos un esfuerzo tremendo para que no salga una sola piedra, corrimos a todos los que iban por el margen izquierdo pero nos empezaron a tirar a nosotros y tuvimos que retroceder. Cuando retrocedimos nosotros se llenó de unos pibes que nadie sabe quiénes son, que no tenían ninguna identificación, y que empezaron a tirar”.

Por su parte, el dirigente kirchnerista Héctor Recalde, quien también estuvo en el Congreso, sostuvo que “siempre hay infiltrados en estas marchas. Y da la casualidad que nunca detienen a un encapuchado con palos. Puede haber alguno que auténticamente sea violento, pero que hay infiltrados los hay. Pero más allá de todo eso, es increíble la cantidad de ciudadanos que se movilizaron. Cuando me retiré de los gases, fui caminando a contrapelo por Avenida de Mayo y 9 de julio, era infinita la gente en las transversales. Me impresionó la cantidad”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.