El FMI recomendó a la Argentina reducir el financiamiento del BCRA al Tesoro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó reducir el financiamiento del Banco Central al Tesoro para “afianzar la independencia” de la autoridad monetaria y a apuntalar “la credibilidad del régimen de metas de inflación”.



La recomendación quedó plasmada en la evaluación de la junta de directores del organismo en el informe del artículo IV, el tradicional análisis anual que el Fondo hace de sus países miembros y que, en el caso de la Argentina, fue retomado el año anterior tras ser suspendido durante el kirchnerismo.

"Los directores aplaudieron el compromiso de las autoridades de mantener la orientación restrictiva de la política monetaria para cumplir las metas de inflación", dice el comunicado que acompaña el informe. "Insistieron en que reducir el financiamiento monetario del déficit ayudaría a afianzar la independencia del banco central y apuntalar la credibilidad del régimen de metas de inflación", agrega.

El informe se difundió un día después de que el gobierno de Mauricio Macri anunciara una “recalibración” de la política económica al relajar las metas de inflación oficiales para los próximos años, un giro que reavivó el debate sobre la independencia del Banco Central y la credibilidad del esquema de metas de inflación implementado por Federico Sturzenegger.

Los directores del Fondo “acordaron que un menor déficit fiscal reduciría las vulnerabilidades externas, crearía credibilidad y ayudaría a anclar las expectativas de inflación”, pero se mostraron divididos a la hora de ofrecer una evaluación acerca de cuán rápido el Gobierno debería cerrar la brecha fiscal.

“Muchos directores respaldaron un reequilibrio fiscal más acelerado, que permitiría tasas de interés más bajas, reduciría las presiones al alza sobre el peso y limitaría las vulnerabilidades ante un endurecimiento repentino de las condiciones de financiamiento externo”, indica el comunicado del Fondo. “Varios otros directores –agrega–, si bien coincidieron con la necesidad de reducir el déficit fiscal, también señalaron el posible crecimiento económico y el impacto social de una consolidación más rápida.”

El Fondo ofreció un panorama optimista para la economía argentina. El organismo prevé que la recuperación del consumo se consolide el año próximo con una mejora de los salarios. Lo mismo prevé para el crecimiento del producto bruto interno (PBI) y la caída de la inflación, prevista ahora, por el Gobierno, para el 15% el año próximo.

“La Argentina está experimentando una sólida recuperación de la recesión del año pasado e, incluso frente a la consolidación fiscal planificada y los constantes esfuerzos de desinflación, se espera que el crecimiento se consolide en los próximos años. La inflación continúa cayendo, aunque a un ritmo más lento que el objetivo del Banco Central”, evaluaron los técnicos del FMI.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.