El primer año de Donald Trump al mando de la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos está al frente de la Casa Blanca desde el 20 de enero de 2017. El 57% de los habitantes de su país no lo apoya, utilizó las redes sociales como un ring de pelea, tildó como "agujeros de mierda" a países latinoamericanos y africanos, entre otros polémicos actos



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumple este sábado su primer aniversario en la Casa Blanca con la aprobación más baja de un mandatario en la historia moderna en su primer año, según un sondeo publicado por la cadena NBC.

Tan solo un 39 por ciento de los estadounidenses aprueba el trabajo desempañado por el magnate, el nivel más bajo registrado por un “presidente moderno” en la historia, según la encuesta, elaborada por la NBC junto al diario The Wall Street Journal.



Mientras, el 57 por ciento de la población desaprueba la labor de Trump y un 51 por ciento rechaza “fuertemente” su desempeño desde que alcanzó la Presidencia.



Sobre los logros más positivos durante este año de Trump en la Casa Blanca, el 20 por ciento de los norteamericanos destaca “la fuerte economía y el bajo desempleo” y la ideología de “poner Estados Unidos primero”.

La predilección de Donald Trump por las frases de alto impacto, varias de ellas en tono racista, misógino y potenciado por el uso intensivo de Twitter, le granjearon múltiples detractores entre inmigrantes, musulmanes y otros colectivos, además de consolidar el estilo directo que lo llevó al poder hace un año y hoy parece complicar el apoyo de los estadounidenses a su gestión.

Hace una semana, en una reunión con legisladores que debatían temas inmigratorios en la Casa Blanca, Trump llamó “agujeros de mierda” a países latinoamericanos y africanos, además de sugerir que sería mucho mejor recibir inmigrantes noruegos en lugar de los de esas naciones, según informó el diario The Washington Post.

Durante el primer año de gestión sus frases desataron la furia de los colectivos a los que estaban dirigidas, sobre los que el por momentos irascible mandatario no oculta su desprecio.



“No quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a EEUU”, tuiteó en marzo de 2015 y apenas dos meses después dejó claro el vínculo que establecería con el país vecino de resultar electo cuando escribió en esa red de microblogging “México no se aprovechará más de nosotros”.

El 26 de abril de 2017 cumplió otra promesa de campaña y decretó el cierre temporal de las fronteras para los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana y refugiados de todo el mundo, una medida que aún tiene varios idas y vueltas en la justicia norteamericana.

Las relaciones con Corea del Norte también fueron uno de los temas de los ácidos tuits presidenciales.



“EEUU tiene mucha fuerza y paciencia, pero si se ve obligado a defenderse a sí mismo o a sus aliados, no tendremos otra opción que la de destruir completamente a Corea del Norte”, dijo en septiembre.

“¿Por qué Kim Jong-un me insulta llamándome viejo, cuando yo NUNCA lo llamaría bajito y gordo? Estoy intentando ser su amigo, ¡y quizá algún día eso ocurra!”, tuiteó dos meses después y a principios de enero pidió que alguien le diga al líder norcoreano que el botón nuclear de EEUU “es mucho más grande y poderoso que el suyo‘

Otra decisión unilateral, otra protesta mundial: Trump reconoció a principios de diciembre a Jerusalén como la capital de Israel.



Israel aplaudió, y los airados palestinos ahora niegan a Washington cualquier papel de mediación en el proceso de paz, que el presidente estadounidense quiso revivir pero que está más moribundo que nunca.

Cabe destacar que el primer año de Donald Trump como presidente de Estados Unidos quedó marcado por dos sangrientos ataques ocurridos dentro de las fronteras del país norteamericano.

En Las Vegas perdieron la vida 59 personas, mientras que en una Iglesia de Texas 26 fueron las víctimas. Ambos ataques fueron realizados por tiradores que consiguieron las armas de manera legal, pero Trump se negó a reabrir el debate por la portación.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.