Gran cantidad de pedidos de adopción para los 13 hermanos de “la casa de los horrores”

Los servicios sociales señalan que esta opción podría no resultar por la complejidad del caso



Hace escasos diez días que el infierno de los 13 hermanos de “la casa de los horrores” llegó a su fin. La valentía de la mayor de las víctimas, una joven de 29 años, la llevó a escaparse de sus padres y alertar a las autoridades de lo que estaba ocurriendo. Ahora todos ellos se enfrentan al reto de iniciar una nueva vida alejados de sus captores.

El caso ha conmocionado al vecindario en el que vivía la familia en la localidad californiana de Perris, y su casa, escenario de abusos y malos tratos durante años, se ha convertido en un memorial improvisado para mostrar su solidaridad y apoyo a las víctimas. Desde el rescate, los hijos del matrimonio Turpin permanecen con los servicios sociales, cuyos responsables aseguran haber recibido un aluvión de peticiones para su adopción.

David y Louis Turpin, de 57 y 49 años, fueron detenidos el mismo día en que las autoridades rescataron a sus hijos. La Fiscalía les acusa de “tortura” y “abuso físico y emocional severo”. En total, se enfrentan a 38 cargos: 12 por tortura, 12 por detención ilegal, 7 por abusos a un adulto dependiente, 6 por abuso de menores y 1 por acto lascivo sobre un menor, imputado a David Turpin. Si fueran declarados culpables de todos ellos, la pareja podría afrontar hasta 94 años en prisión.

La juez Emma Smith dictaminó este miércoles que el matrimonio no podrá acercarse ni mantener contacto alguno con ellos hasta el año 2021, excepto a través de sus abogados. La separación de sus padres, precisamente, podría ser uno de los mayores problemas a superar de los menores.

“Cuando llegamos a este mundo, nuestras figuras de apego son nuestras principales fuentes de seguridad y protección, sin importar cuán abusivas sean”, explica Jessica Borelli, psicóloga clínica y profesora de Psicología y comportamiento social de la Universidad de California, Irvine. “Ese impulso o ese deseo de estar de regreso con las personas que se supone que deben mantenerte a salvo es increíblemente fuerte, y eso es lo que tiene que ser anulado para salir de una situación abusiva”.

Según los expertos, lo mejor para una pronta recuperación sería que los trece hermanos permanecieran juntos. La terapeuta Patricia Costales señala que “alguien que ha experimentado estas cosas durante 20 años de su vida tendrá que aprender mucho sobre cómo son las relaciones, cómo es el mundo, cómo se supone que deben ser tratados”. La figura de un líder facilitaría este proceso, y todo apunta a que la mayor de ellos podría desempeñar este papel.

Sobre los años de tratamiento a los que ahora deberán hacer frente las víctimas, los psicólogos consideran que el objetivo es “encontrar la manera de que el trauma se convierta en una parte contenida de lo que les sucedió”. “Se convierte en parte de su historia, pero no en su historia completa”, detallan.

Los servicios sociales, por el momento, señalan que la adopción de los trece hermanos es una opción, pero puede ser un proceso muy complejo por la magnitud del caso.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.