Escandaloso debate presidencial ruso: insultos, gritos y un vaso de agua en la cara

Durante el acalorado intercambio de ideas, el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski llamó "porstituta" a Ksenia Sobchak y ella no lo dejó pasar.



El debate de candidatos presidenciales rusos de cara a las elecciones del 18 de marzo terminó en la noche del miércoles con un verdadero escándalo, cuando el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski llamó “puta” y “vieja asquerosa” a Ksenia Sobchak, y ella respondió arrojándole un vaso de agua en el rostro.

Del evento, transmitido por el canal público “Rossia” como parte de la campaña electoral, participaban siete de los ocho candidatos que concurren, todos excepto el actual presidente ruso, Vladímir Putin, quien rechazó tomar parte en actos con los otros aspirantes.

Cuando uno de los candidatos, el nacionalista Serguéi Baburin, hablaba, fue interrumpido por Zhirinovski, que le acusó de estar mintiendo y en la discusión se involucró Sobchak.

“A su edad no es bueno preocuparse de esa manera, de verdad”, dijo la periodista y candidata dirigiéndose al polémico y veterano Zhirinovski, de 71 años, que se presenta por sexta vez a unas elecciones presidenciales.

“¡Cierra el pico, estúpida!”, se escuchó decir al histriónico líder del Partido Liberal Democrático, conocido por sus habituales salidas de tono, en medio de un guirigay de gritos y declaraciones cruzadas entre los participantes y los intentos del moderador por poner orden.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.