Putin arrasa en las elecciones presidenciales con el 75% de los votos y gobernará durante un cuarto de siglo



Vladímir Putin ha ganado las elecciones presidenciales rusas con la gran diferencia que se esperaba. Con el escrutinio al 80%, superaba el 76% de los votos cumpliendo con facilidad el objetivo del Kremlin de como mínimo alcanzar el 70%. El nivel de participación no llegó al nivel que esperaba el Gobierno ruso al ser el más bajo de todas las elecciones en que Putin salió elegido.

La victoria le concede seis años más de mandato. Según la actual Constitución rusa, no podrá ser reelegido. Habrá estado veinte años como presidente, a los que hay que sumar otros cuatro como primer ministro.

El segundo candidato fue Pável Grudinin, del Partido Comunista , con un 12,2%. El ultraderechista Yirinovski fue tercero con el 6,7%. La periodista Ksenia Sobchak, que intentó reunir los votos de los jóvenes descontentos con el Gobierno, se quedó en un 1,5%.



Los resultados de Putin superan en siete puntos los que tuvo en los anteriores comicios presidenciales de 2012.

La participación electoral superó el 60%, y aunque mejoró la marca de los últimos comicios a la Duma (el Parlamento), que fue de un 47%, no alcanzó a superar el dato de las anteriores presidenciales pasadas, que marcó un 65%.

El nivel de participación era la única preocupación del Kremlin, que descontaba un triunfo pero necesitaba legitimarlo con un alto nivel de participación. Al final, mantuvo un nivel acorde y lo complementó con el rotundo y previsible triunfo de Putin. El mandatario ruso podrá estar satisfecho con los responsables de organizar la elección, que emprendieron una de las campañas más agresivas en la historia de la Rusia moderna para lograr que la ciudadanía no fuera indiferente a los comicios.

En Moscú, el día amaneció con el cielo despejado, y un sol pleno que en un par de horas ya había derretido los montículos de nieve que permanecen en las veredas. El clima no es un factor menor en estos días de temperaturas con veinte grados bajo cero, y borrascas de agua nieve que no alientan a nadie para salir de casa.

La ciudad estaba repleta de carteles publicitarios sobre los comicios. “Elige presidente, elige el futuro”, rezaba la leyenda más popular. En las calles y en el metro, se observaba a algunos ciudadanos llevando globos azules, blancos, y rojos (los colores de la bandera rusa) con la misma leyenda.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.